La Dra. Isabel

El ‘sexting’ fuera del matrimonio; ¿infidelidad o no?

Sorprendí a mi esposa haciendo ‘sexting’ con uno de sus colegas de trabajo.
Sorprendí a mi esposa haciendo ‘sexting’ con uno de sus colegas de trabajo. Miami Herald

Hola, doctora Isabel:

Le cuento mi situación. Sorprendí a mi esposa haciendo sexting con uno de sus colegas de trabajo. Ambos se dicen que se desean y todos los días se mandaban mensajes y se decían que iban a almorzar juntos. Los dos trabajamos y nos pasamos nueve horas en el trabajo; mi esposa no lo negó pues yo tenía toda la evidencia. Ella me pidió perdón llorando y aseguró que ese hombre le dijo que es bonita y esa fue una de las razones para hacer eso. Siempre le digo que es muy bonita. Acepta que cometió un error y que se arrepiente mucho. Soy una persona muy sensible, si alguien me lastima es muy difícil confiar otra vez. Tenemos una hija de seis años y no quiero que mi hija sufra, pero no sé qué hacer llevamos ocho años de relación, me siento traicionado, lastimado y no sé qué hacer. Por favor deme un consejo.

Gracias,

Hola, amigo:

Comprendo cómo te sientes. Si ustedes llevan casados 6 años, y su unión fue basada en la confianza y fidelidad entre ustedes, es natural que te sientas traicionado. La palabra fidelidad deriva de la palabra fe y esta a su vez del vocablo latino Fides, que significa confianza, cuando a ese concepto le colocamos el prefijo in, la palabra adquiere un significado negativo.

La infidelidad representa entonces la ruptura de un pacto tácito de exclusividad tanto afectiva como sexual, entre dos personas que libremente toman la decisión de compartir sus vidas en una relación de pareja. Esto es independientemente de si hay un compromiso legal. La fidelidad es la capacidad de no engañar, no traicionar, y por supuesto esto varía entre las parejas.

El adulterio, para aclararte, es cuando hay relaciones sexuales de una persona casada con alguien que no es su compañero o cónyuge. No toda infidelidad es adulterio. Entonces entre ustedes, alguien rompió ese pacto de fidelidad, y para sanar esta herida es necesario que hablen sobre estos términos, y si van a respetar eso o no.

Ahora vamos a tocar el término sexting, algo de la sociedad que vivimos. Sexting es cuando se mandan fotos íntimas, y esto puede comprometer no solo tu reputación, sino también tu relación de pareja.

Una encuesta realizada for YouGov (today.yougov.com) encontró que el 53% de los norteamericanos considera que hacer sexting con alguien fuera de la pareja es una infidelidad porque se está buscando placer y gratificación fuera de sus relaciones. Muchos lo consideran una traición como tú.

Para que entiendas un poco a tu pareja, las personas que tienden al sexting, son personas que tienen una autoestima baja, que tienen gran necesidad que otros los halaguen y admiren constantemente tratando de cubrir un sentimiento de vergüenza interna que por supuesto viene de la infancia. Esta necesidad hace que algunas personas sientan la compulsión de enviar fotos íntimas para que otros los halaguen y así satisfacer esa tendencia narcisista.

Hemos conocido personas como Anthony Wiener, ex miembro de la Cámara de Representantes, el cual admitió en público que había hecho sexting con seis mujeres por tres años. Esto aunque estaba casado; creo que aún lo hace, pero perdió su puesto en el Congreso y su matrimonio.

¿Qué puedes hacer? Primero, además de hablar de si ella puede tener ese compromiso contigo o no, el poder de analizar si tú puedes continuar con ella halagándola, pero me parece que el ir a terapia ella y tú, es muy importante. Ponte una meta de unos meses para analizar cómo te sientes, no tires la toalla todavía. Punto a observar, estamos creando una población que está desarrollando una adicción a los selfies y lo hacen de una manera compulsiva y constante.

Buena suerte.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios