La Dra. Isabel

Debes enfrentar el temor que te detiene. Imagina tu éxito y lo tendrás

Si tienes buena comunicación con tu pareja, y le dices cómo te sientes, habrá crecimiento de los dos.
Si tienes buena comunicación con tu pareja, y le dices cómo te sientes, habrá crecimiento de los dos. Emilie De La Hosseraye

Hola, doctora Isabel:

Estoy cansada de no llegar a ninguna parte con mi vida, con mis deseos de ser alguien. También estoy cansada de ser el todo para todo el mundo y no para mí. Fui buena alumna, me gradué de college, y soy una buena esposa, pero nadie me escucha. ¿Cómo puedo recuperar esa fuerza que existía dentro de mí?

Muchas gracias.

Estimada amiga:

Lo que ha sucedido contigo es que se te olvidó que necesitas preguntarte qué quieres de tu vida y enfrentar el temor que te detiene. Todo empieza con los mensajes que nosotros mismos nos enviamos. Son los que tenemos aquí, en la grabadora de nuestra mente. Los que dicen: “No, que cuando mis hijos se vayan a la escuela, entonces puedo perseguir mis sueños”. Ese postergar, te limita. Te estás escondiendo detrás de eso. Aunque a veces que hay razones muy claras. Pero a veces que ya los niños van a la escuela y sigues sin pensar qué vas a hacer para satisfacer tus ideas de triunfo personal.

Tienes que desarrollar otro libreto. Es obvio que, además, tienes el libreto de tu relación de pareja. Si aún vives encerrada en el comportamiento de la víctima, dices: “Cuídame. Tú eres todo para mí. Yo solo quiero hacerte feliz”. Cambia también aquí el libreto. Quizás él también está listo para recuperar a la mujer que conoció.

Si tienes una buena comunicación con tu pareja, y le dices cómo te sientes, habrá crecimiento no solo tuyo sino también de él. Si pueden tener esta conversación, se convierten los dos en adultos maduros, responsables de su relación y de su propio crecimiento individual. Sí, porque él también te podrá hablar de sus deseos para el futuro.

Cada uno tiene que ser responsable de su crecimiento individual. La clave es respaldar, no salvar. Rechaza el vocabulario de la persona que es víctima y cámbialo por el de una persona con poder personal.

Empieza a ser una artista en el teatro de tu vida. Empieza a imaginar tu éxito y lo tendrás. Empieza a imaginarte como una persona en control de tu vida y no serás víctima. Empieza a imaginarte como una persona amada. En vez de pensar: “La vida es frustrante”, debes decirte: “La vida es una aventura”; cambia el “Yo debería”, que implica culpabilidad, por el “Yo podría”, que implica que tienes la oportunidad, la voluntad y el poder.

Eurípides dijo: “En la peor de las suertes existe la mejor de las oportunidades para un cambio feliz”.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios