La Dra. Isabel

Su obsesión por lo perfecto refleja ansiedad. No confundamos la inteligencia con los estados emocionales

Quizás tu hijo se da cuenta del sacrificio que ustedes hacen para que él vaya a una escuela privada
Quizás tu hijo se da cuenta del sacrificio que ustedes hacen para que él vaya a una escuela privada the Miami Herald

Hola, doctora Isabel:

Tengo un hijo de 11 años, es muy inteligente y siempre gana honores en su escuela, que es privada. Pero, es demasiado perfeccionista y llega a extremos. Si llega un poco tarde a la escuela, sin que sea su culpa, o saca un 95 en un examen, llora mucho.

A la maestra le preocupa porque no habla, ni comparte con sus compañeros y hasta ha dicho que la escuela es más importante que su familia. Pero, esto no es verdad, porque él es muy querido y somos una familia feliz, compartimos mucho con él. ¿Cómo lo puedo ayudarlo?

Dios la bendiga.

Estimado amigo:

No confundamos la inteligencia con los estados emocionales. No dudo que tú le has demostrado a tu hijo que lo amas y quieres lo mejor para él. Ese perfeccionismo que mencionas y su deseo de quedar bien siempre con sus superiores (escuela y padres) es reflejo de un niño con ansiedad, con temor a que si no es perfecto en la escuela no lo acepten y lo boten y, en la casa, no lo amen.

¿De dónde sale eso? Muchas veces de los mensajes que, sin darnos cuenta, les damos a nuestros hijos. Por ejemplo, decirle o que él se dé cuenta del sacrificio que ustedes hacen para que él vaya a una escuela privada. Si analizas hay muchos niños a los que quizás no les importe que sus padres hagan lo mismo, pero a tu hijo sí, pues tiene conciencia y entiende lo que hacen por él.

¿Qué hacer? Dile que tú y su madre lo quieren igual con un 95 o con un 80. Que todos en la casa y en la escuela saben que es un muchacho responsable, pero que en la vida él va a tener situaciones que no serán perfectas y no puede llorar cada vez que eso ocurra. Que así es la vida, incluso relátale algo en tu vida que no haya resultado como esperabas.

Explícale que lo que le pides es un comportamiento responsable y si, por alguna razón, no saca la nota que esperaba, que analice el porqué y que ya aprenderá para la próxima vez. Camina con él, compartan actividades. Eso establece confianza. Abrazarlo y decirle que lo quieres siempre ayuda.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios