La Dra. Isabel

Nunca superamos la pérdida de un hijo, pero tienes otro hijo que te necesita y que también está sufriendo como tú

El dolor por la pérdida de un hijo nunca se va por completo.
El dolor por la pérdida de un hijo nunca se va por completo. KRT

Hola, doctora Isabel:

Le escribo porque siento que nadie me entiende y hay veces que pienso que la equivocada soy yo. Perdí a mi hijo de diez años, fue un accidente. Ya ha pasado un año y tengo mucha tristeza en mi corazón. Tengo otro niño de ocho, al cual quiero mucho. Tanto yo como mi esposo estamos tristes, pero él se puede refugiar en su trabajo. También trabajo, pero no soy tan fuerte como él. Todos los amigos y algunos familiares me dicen que ya debería haberlo superado. He continuado mi vida, pero sí me siento triste. Hablo sobre él, pero ahora ni me atrevo para que no me critiquen. ¿Estoy mal yo? Gracias por su ayuda.

Querida madre:

La realidad es que nunca “superaremos” la pérdida de un hijo. El dolor no se va por completo. En cada foto, en cada esquina de la casa donde vivió, echaremos de menos a ese hijo que perdimos; lo echaremos de menos nuestra vida entera, a ese hijo que debería estar con nosotros. Cuando otros piensan y te dicen que ya debías de haberlo superado, están confundiendo la relevancia de la pérdida de un hijo, con un evento de menor importancia.

Uno supera perder un trabajo, una enfermedad o un amor que ya no está, pero la muerte de un hijo, que comenzaba a vivir, que lo estábamos viendo crecer, un hijo que llevaste en tu vientre nueve meses, no es fácil; es posible poder continuar viviendo, pero hay que reconocer que es un evento trágico, sobre todo la naturaleza de su muerte, y sí cambiará tu vida para siempre.

Tienes otro hijo que te necesita, que también está sufriendo como tú, y que quizás muchas veces podría pensar: ¿Por qué no me pasó a mí en vez de a mi hermano?

Abraza tu realidad y tus sentimientos, pero aunque sientas que una parte de ti murió con él, y en verdad es así, tú tienes muchas otras partes en ti. Y en ese tratar de encontrar esas otras partes, verás que tienes también a tu esposo y su amor.

Date tiempo a conocerte a ti misma, necesitas tiempo, paciencia para conocer esta nueva persona que eres. En cada comunidad hay grupos de padres que han perdido hijos como tú, si llamas a la línea de ayuda te podrán decir dónde están esos grupos.

Continúa trabajando, lo que no puedes hacer es dejar de funcionar y sí, hay veces que por un período corto tu doctor te puede recomendar algo para la angustia que estás sintiendo.

Que Dios te acompañe y te proteja.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios