La Dra. Isabel

Hay que ayudar a nuestros ancianos, no dejarlos solos

Sal de la casa, toma clases de ejercicios o de algo que te entretenga.
Sal de la casa, toma clases de ejercicios o de algo que te entretenga. jiglesias@elnuevoherald.com

Hola, doctora Isabel:

Me siento desesperada, muy triste y no sé qué hacer. Tengo 78 años y me siento muy sola. Yo vivía con mi hija, pero ella se mudó muy lejos, aquí en Miami, y me dejó en un efficiency. Yo no era estorbo, le limpiaba y me ocupaba de lo que podía. Ella tiene 51 y sé que está ocupada, pero no la veo, no tengo con quién hablar, estoy desesperada.

Sí voy a un comedor, pero la gente habla muy alto y eso me molesta. No he podido establecer amistad con nadie. Por favor ayúdeme, la vida así no vale la pena.

Hola, amiga:

No sé los motivos que le puedas haber dado a tu hija para que te dejara y se fuera para otro lugar. Eso ocurre con frecuencia. A lo mejor ella quiera rehacer su vida con alguien y no te puede llevar. Por lo menos te dejó en un efficiency. La vida de las personas mayores sin familia, cuando se estaba acostumbrado a vivir en lugares cerca de familia y de amistades, es terrible.

Vamos a ver. Tienes el comedor, eso me da a entender que puedes hablar con la supervisora y preguntarle si ellos también tienen clases de ejercicio en el lugar, pues eso es algo que te convendría hacer. También si asistes a una iglesia, habla con el pastor o padre, pues yo sé que muchas iglesias tienen clases de Biblia o grupos de personas adultas que se reúnen a hablar y a rezar. Sé que es muy importante saber de tu hija, cuando ella te llame, no te quejes, trata de controlar tus emociones. Solo dile: “Me gustaría verte, cuándo sería el mejor día para verte”. Te recomiendo que no te quejes, al revés, dile lo que estás tratando de hacer: ejercicios para personas mayores, reuniones en la iglesia. Ten en cuenta que hay personas que no quieren escuchar tus quejas pero sí lo que haces para independizarte emocionalmente de ella.

No me dices si tienes nietos. Si los tienes, quizás puedes invitarlos un día a comer un pastel contigo. Algo que sepas que a ellos les gusta. Busca tu propio grupo social. Sal de la casa, toma clases de algo que te entretenga. No te quedes en la casa encerrada, si tienes un patiecito, atiende las plantas, verás que te sentirás mejor.

Para los que están leyendo, esta carta me llegó al corazón. Si saben de alguien que está solo y conocen de algún lugar o iglesia donde pueda sentirse acompañado, llévenlo o por lo menos díganle adonde puede ir o llamar. Tenemos que ayudar a nuestros viejitos.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios