La Dra. Isabel

Debemos aprender a lidiar con nuestras emociones. Observen a sus hijos, préstenles atención; edúquenlos sobre el peligro de las drogas

Hola, doctora Isabel:

Tengo un hijo enfermo por la adicción a la heroína. Para una madre es muy triste saber que nada puede hacer, aun cuando yo he asistido a los programas de 12 pasos de Al-Anon y Nar-Anon. La llamé a usted para reafirmar lo que tenía que hacer, dejarlo ir, entregárselo a Dios, y así lo hice.

He llorado en silencio y siento mucha compasión por cada uno de estos muchachos que veo en las calles sin hogar. Gracias a su programa y a las herramientas que me ofrecen puedo abrazar a mi hijo y decirle que lo quiero y seguir orando para que un día renuncie a estas adicciones.

Hola, amiga:

En los programas para padres que tienen hijos en drogas o alcohol, hay un lema al cual se recurre constantemente “un día a la vez”. Tu carta es importante para que padres e hijos entiendan que debemos lidiar con nuestras emociones, las cuales muchas veces son las que llevan al uso de la marihuana en los jóvenes, cuando buscan solución a sus problemas de ansiedad, tristeza y soledad.

Como madre sé que has sentido muchas veces culpabilidad por lo que ocurre con tu hijo. Debes comprender que el pasado solo nos sirve de lección para aprender cómo cambiar nuestra vida y no como un látigo que continuamente nos hiere.

No dejes de asistir a Nar-Anon y Al-Anon, pues son programas que te ayudan a cargar con ese dolor de madre que tienes. Cada vez que vayas a esos programas, y debes de hacerlo con frecuencia, escríbelo en ese diario, donde si has descrito un sentimiento de culpa, le escribes al lado, voy a los programas para ser mejor persona, mejor madre.

A los padres que están leyendo esta carta, observen a sus hijos, préstenles atención, vayan a portales como Drug Partnership, donde hay videos, y siéntense a verlos con sus hijos. Edúquenlos en el peligro de usar drogas a temprana edad. Sus cerebros no están acabados de formar y el efecto negativo es mayor. Hablen con ellos sobre lo que sienten y, si se sienten tristes, preocupados o con mucha frustración, busquen ayuda

Aquí en la Florida, pueden llamar al 211 para encontrar programas de ayuda emocional y de familia. También pueden preguntar en la escuela a los consejeros. La ayuda temprana es clave para evitar problemas mayores. Querida amiga, te deseo que logres ver a tu hijo algún día en programas que lo puedan ayudar. Que Dios te bendiga.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios