La Dra. Isabel

Eres su madre: toma el camino del amor y no el del odio

Ahora te toca a ti, como madre, entender que él es un animal herido. Toma el camino del amor y no el del odio.
Ahora te toca a ti, como madre, entender que él es un animal herido. Toma el camino del amor y no el del odio. KRT

Hola, estimada doctora Isabel:

Mi corazón está lleno de tristeza. Tengo un hijo ya grande, al que siempre he querido y respaldado; pero se ha convertido en un ser resentido después de su divorcio. Él no quería divorciarse ha perdido el amor de su hijo, por causa del divorcio.

Él adoraba a su hijo y la madre convenció al niño de que no viera a su padre. El otro hijo, más pequeño, sí lo ve y pasa a;gún tiempo con él. Ahora hasta yo cargo con culpas que ni siquiera entiendo. ¿Cómo puedo ayudarlo a él, y a mí misma pues casi prefiero ni hablar con él.

Estimada madre:

Los divorcios no son fáciles, ninguno lo es, y causan mucho dolor no solo a la pareja sino a los hijos y demás familiares. En tu relato veo que hay una serie de circunstancias por las cuales tu hijo no logra perdonar la pérdida del matrimonio. No acepta la idea del divorcio, y mucho menos el no poder ver a su hijo.

Muchas veces en el divorcio, los padres utilizan a los hijos como arma para herirse mutuamente. Ese divorcio causó dolor de ambas partes; quizás él piensa que tú pudiste hacer algo para evitarlo y no lo hiciste, y ahora eres tú la que estás pagando por los platos rotos. Esto ocurre cuando no se quieren ver los errores propios cometidos y culpan a quien queda más cerca emocionalmente.

¿Alguna vez te has preguntado lo que significa la palabra perdonar? Desde el punto de vista etimológico, la palabra viene del latín perdonāre, lo cual significa suspender u olvidar la deuda, la falta o el delito. Desde el punto de vista de las relaciones humanas, el acto de perdonar es lo más parecido a la capacidad de amar, pero es una verdadera acción de nobleza de espíritu.

El hecho de no perdonar, y guardar rencor, tiene un efecto tóxico y causa daño tanto emocional como físico. Uno de los efectos más nocivos de la incapacidad de perdonar es el deterioro de las relaciones con los que más cerca están. Y las relaciones se ven muy afectadas por la intransigencia o el orgullo de una de las dos personas; no permiten fluir el entendimiento después de que ocurre el conflicto.

Es mi experiencia he visto que quienes se niegan a perdonar son aquellos que han perdido la esperanza y optan por vivir condenados al dolor y al rencor. Te explico, pues ahora te toca a ti, su madre, entender que él es un animal herido. No lo ignores, pues empeorará; se tú la llamada a la compasión. Toma el camino del amor y no el del odio. Háblale, escríbele, no lo abandones. Que Dios te guíe.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios