La Dra. Isabel

Aprendí muchas lecciones al vivir con mi hijo que ha sido alcohólico

‘Madre, déjame apenas flotar y voy aprender a nadar; ayúdame a levantarme y tal vez aprenda a ponerme de pie’.
‘Madre, déjame apenas flotar y voy aprender a nadar; ayúdame a levantarme y tal vez aprenda a ponerme de pie’. pfarrell@miamiherald.com

Hola, doctora Isabel:

El haber vivido con un hijo adulto que ha sido alcohólico en recuperación me ha enseñado muchas lecciones. Aprendí que tenía que ocuparme de mis propios asuntos y a decir “no” y ser firme. Aprendí a cerrar la puerta con llave al llamado “banco de mamá” y aprendí a desprenderme.

En una de las reuniones escuché a una mujer decir que asistió a una de las reuniones “abiertas” de Alcohólicos Anónimos y escuchó a un orador decir que su madre lo había salvado cuando le cerró las puertas. En ese momento me di cuenta de que tenía que dejar a mi hijo quieto, porque yo nunca iba a llegar a ningún lugar en mi programa, ni él en el suyo, si seguía montada en sus espaldas y diciéndole lo que tenía que hacer.

En otra ocasión, mis límites fueron empujados, pues él me volvió a pedir ayuda económica y yo le dije “no”. Después de que su tormenta pasó, el escribió algo que le envío. Sé que esto se parece a algo que otra persona escribió, pero él lo cambió y me llegó profundamente: “Déjame apenas flotar y voy aprender a nadar / Ayúdame a levantarme y tal vez aprenda a ponerme de pie / Dame un empujón y tal vez aprenda a caminar / Y luego a correr, llorar y a reír, y tal vez aun a vivir. Pero, recuerda que nada de esto empieza hasta que no sueltes las riendas y me dejes apenas flotar. Te amo más por dejarme hacerlo solo, que por la ayuda que siempre he recibido de ti. Esto va a suceder; voy a resolverlo solo o con ayuda, pero lo haré. La tarea es mía, el trabajo es mío y la recompensa será mía también.

Doctora, hoy he aprendido a apreciar algunos momentos, como cuando recibí esta carta, momentos que mi Poder Superior me ha ofrecido y agradecer al programa de Al-Anon, que me ayuda a salir adelante en los momentos difíciles de mi vida.

Queridos lectores:

Creo que esto expresa la esencia de los programas de Doce Pasos; y de lo que hacen por aquellos que los abrazan. Recuerden que la clave es el desprendimiento, el dejarlo ir.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios