Debes reconocer que el haberte tomado unos tragos y además terminar siéndole infiel a tu esposo no es reflejo de que estés recuperada de tu alcoholismo.
Debes reconocer que el haberte tomado unos tragos y además terminar siéndole infiel a tu esposo no es reflejo de que estés recuperada de tu alcoholismo. Archivo el Nuevo Herald
Debes reconocer que el haberte tomado unos tragos y además terminar siéndole infiel a tu esposo no es reflejo de que estés recuperada de tu alcoholismo. Archivo el Nuevo Herald