La Dra. Isabel

Por lo general, las pataletas son para llamar la atención

Si tu hijo comienza a gritar sin motivo, debes dejarlo que grite.
Si tu hijo comienza a gritar sin motivo, debes dejarlo que grite. MCT

Hola, doctora Isabel:

Soy madre de un niño de tres años y tengo problemas con él desde hace tiempo. Me enloquece cuando comienza con sus pataletas en lugares públicos. Le digo que a veces me he tenido que controlar, pues se pone insoportable. Entonces, me veo en la obligación o de comprarle algo de comer o un juguete.

Ya no puedo más. Por favor, ¿qué hago?

Estimada amiga:

Este comportamiento en lugares públicos es bastante común en niños de su edad. Por lo general, las pataletas son un acto para llamar la atención. Si él comienza a gritar sin motivo, debes dejarlo que grite. Y, si no se calla, lo llevas afuera de la tienda o donde estés y te sientas con él dentro del auto y esperas, dejándolo llorar, hasta que se canse.

Trae un libro o una revista para que no le prestes atención. Cuando termine, le dices que vas a entrar a la tienda y que tú esperas que no vuelva a gritar. Le preguntas si ya se siente mejor y lo abrazas.

Si mejora su comportamiento, se lo debes reconocer y, cuando llegues a la casa, se lo dices a su padre, para reconocerle lo que haya hecho bien. Esta es la mejor forma de eliminar comportamientos malos.

Puedes evitar estas situaciones observando las señales que muestra antes de comenzar a tirar cosas, llorar o patalear. Tenemos que reconocer que hay veces que los niños están cansados y los traemos de un lugar a otro, sin parar.

Si notamos que dan señales de cansancio o frustración, debemos dejarlos descansar, antes de sacarlos a un lugar público.

Las reglas de disciplina en lugares públicos deben ser discutidas con ellos antes de salir. En otras palabras, le tienes que anticipar las situaciones. Tú más que nadie conoces a tu hijo. Puedes hacerle advertencias como: “Ahora vamos al supermercado y solo voy a comprar lo que necesito para la comida”, “No me pidas nada, pero tú puedes escoger el cereal para el desayuno, la fruta o los vegetales”.

De esa forma, él sabe el tiempo que va a estar ahí, a lo que vas y que él te va a ayudar a comprar lo que necesitas. Que comprenda que si se porta mal, regresarás al carro hasta que se calme.

En la mayoría de los estudios, se ha confirmado que los niños se comportan así porque saben que se salen con la suya. Si tú le gritas y le pegas, después te sientes culpable y le compras algo, y ya el comportamiento lo fijaste.

No se te olvide que es importante fijarte en sus horarios de dormir o de comer. Pon las reglas, reconoce sus comportamientos buenos con estrellas o caricaturas y observa su comportamiento antes de llevarlo a lugares públicos.

Buena suerte.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios