La Dra. Isabel

Me pregunto en qué piensa tu esposa

Las jóvenes deben asumir ciertas responsabilidades que ustedes asignen una vez a la semana en la reunión familiar.
Las jóvenes deben asumir ciertas responsabilidades que ustedes asignen una vez a la semana en la reunión familiar. Getty Images

Hola, doctora Isabel:

Mi pareja tiene dos hijas de su anterior relación, de las cuales yo he estado pendiente desde que eran pequeñas. Además, tenemos un niño de seis años. He discutido bastante con ella, al grado que siento que ya me cansé; pues a las niñas, que tienen 16 y 17 años respectivamente, no les agrada colaborar con nada en la casa y solo piensan en las fiestas.

Hace poco tuvimos una larga conversación, pero creo que ella con su silencio me dijo muchas cosas. Ellas son unas buenas niñas, lo único es que su madre no les ha dado responsabilidades. Mi hijo tiene seis y es más ordenado, está muy apegado a mí y si me voy va a sufrir mucho.

Quiero salvar mi familia. Sin embargo no le veo intenciones a ella de hacer algo para remediarlo. Han sido nueve años de batalla. Me considero un buen padre, hago lo posible por no dar mal ejemplo, en casa ayudo con los quehaceres, cuando su mamá está trabajando. Me gusta la limpieza en casa, soy flexible, pero creo que por ser así abusan de mi buena fe y disposición para hacer las cosas. Le pido que me dé un consejo.

Querido amigo:

Leo esta carta y me pregunto: ¿en qué está pensando tu esposa?

En tu casa no hay respeto hacia ti y menos a la madre de esas jóvenes. Lo que quiero que pienses es que puede haber un arreglo, si ustedes fueran a clases para aprender cómo ser mejores padres en un centro comunitario.

Sé que me escuchas y que quizás no te has ido por escuchar mis consejos. Pero, es obvio que ella no te escucha, porque las jóvenes tienen que recibir la consecuencia de sus acciones irresponsables. En realidad la disciplina le corresponde a ella, que es la madre biológica. Habla con tu esposa, pero fuera de la casa, pues así se controla más la situación.

Explícale que tú y ella necesitan buscar a un profesional que los ayude o el matrimonio se va a pique. Prométele que ya no vas a intervenir en la disciplina de sus hijas, que ella tendrá que hacerlo.

Las jóvenes tienen que asumir ciertas responsabilidades que deben asignarse una vez a la semana en la reunión familiar que siempre recomiendo. Es posible, por lo que tú explicas, que ellas no cooperen. Entonces se les quita el auto, los privilegios y todo lo que les duela.

Ellas están por la libre y solo tienen 16 y 17 años. No se cómo les va en los estudios. De todas maneras, tienen demasiada libertad y por lo visto no hay responsabilidades. Creo que tu caso es difícil, pero no imposible de arreglar con ayuda de un profesional.

Buena suerte.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios