La Dra. Isabel

Enfrenta tu realidad y busca una vida mejor con una futura pareja

El error que comenten muchas personas es pensar que ponerlas en un lugar donde se van a ocupar de ella, las abandonan y eso no es así.
El error que comenten muchas personas es pensar que ponerlas en un lugar donde se van a ocupar de ella, las abandonan y eso no es así.

Hola, doctora Isabel:

Tuve una pareja en el trabajo durante más de seis años. Nuestra relación fue de mucho amor, confianza, apoyo y sin desacuerdos en lo cultural. En dos ocasiones ella me propuso que viviéramos juntos. Alegué que mi madre vive conmigo. Tiene 85 años y está declarada demente con Alzheimer. Mi ex vive con su padre y dos hermanos, pero rechaza vivir con alguien más si se va de pareja.

Después de Navidad, me llamó para dar por terminada la relación. Dijo que lo había estado pensando durante meses y que se había cansado de esperar. La sorpresa para mí fue un mazazo que aún me tiene aturdido. Entiendo como lógica su decisión, pero no su actitud de retirarme la palabra al teléfono. Parece que decidió borrarme. A dos días de la noticia reuní ánimo y fui a verla personalmente. Discutimos muchos detalles, pero cada día me surge una duda nueva. Llegó a decir que mejor nos diéramos un tiempo. Eso a mí me suena a sentencia, pues no puedo arreglar la situación con mi madre. Internarla en un asilo en este momento sería cruel, pues ella se vale totalmente, cocina, cuida sus plantas, gusta de comer fuera, ir al cine, etc. Creo que luego de cambiar yo de empleo todo se complicó, pues veo a mi ex mucho menos. Nuestros días libres eran distintos y ella, además de trabajar, estudiaba. Lo que yo podía dedicarle era llevarla al trabajo y recogerla. Cuando coincidíamos un día, yo la animaba a escaparnos, pero hasta eso también cambió. Quisiera entender qué le sucedió para que cambiara tanto conmigo. Me queda la quizá la vana esperanza de que volvamos, si es que no tiene otra pareja. Pero sin la comunicación que rechaza, creo que definitivamente la perdí.

Querido amigo:

¿No te parece que seis años es mucho tiempo para que se tome una decisión? Me dices que tu madre funciona, aunque por lo visto tiene Alzheimer. Comprendo que estás en una encrucijada; quizás le puedas buscar quien la acompañe, pero eso lo pudiste hacer en el proceso de los seis años, solo cuando te puso la precisa te sentiste desesperado.

¡Es muy tarde! Ya ella tomó su decisión, no busques más excusas, la realidad es que la desilusión tocó a su puerta y la desidia tocó a la tuya. Me permito decirte que lo que tenías era una relación cómoda, ella en su casa, con su carga familiar y tú con la tuya.

Es momento de que te des cuenta de que la debes olvidar, y que comiences a ordenar tu vida. Sé que no es fácil tomar decisiones cuando se trata de nuestros seres queridos; en tu caso, tu madre. Hay muchos lugares que puedes buscar para ella, o la alternativa de esperar su “partida”.

El error que comenten muchas personas es pensar que ponerlas en un lugar donde se van a ocupar de ella, las abandonan y eso no es así. La abandonas si no la visitas. Si la vas a ver con frecuencia, en muchos casos, hasta mejoran pues les dan clases, de música, ejercicios, en otras palabras, cuando tú estas trabajando, ella está sola, ¿no es así? Y si tiene a alguien con ella, ¿cuál ha sido tu excusa? Enfrenta tu realidad, y acomódate para que puedas tener una vida mejor y con una futura pareja. Ahora no creo que estás listo para una decisión amorosa.

Buena suerte.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel

  Comentarios