La Dra. Isabel

Una buena unión necesita de un equilibrio

Caminen juntos varias veces a la semana, es bueno para el cuerpo y excelente para la relación. Le dices las cosas interesantes que han ocurrido en tu día.
Caminen juntos varias veces a la semana, es bueno para el cuerpo y excelente para la relación. Le dices las cosas interesantes que han ocurrido en tu día. the Miami Herald

Estimada doctora Isabel:

Llevo más de 14 años con mi pareja, tenemos hijos, pero hemos caído en la rutina. Hablamos poco, cuando salimos a comer no se habla casi y la cama está bastante fría. El es un buen hombre, padre y proveedor, pero yo quiero encender la llama. ¿Es esto normal? ¿Será que ya no me quiere?

Querida amiga:

Es verdad que la llama no es la misma, sobre todo, si la encendiste hace 14 años y no le has echado leña al fuego. Tenemos que comprender que la llama del amor no está encendida 24 horas al día. Tienen muchas obligaciones tanto tú como él. Existe el estrés del trabajo, de la economía, de los distintos problemas familiares.

Los altibajos que puedan ocurrir en una relación no significan que el amor se está despareciendo, sino que hacen falta de momentos de tranquilidad para revivirlo.

No es tan difícil, es que nos olvidamos que en la sociedad del matrimonio tenemos que ocuparnos de los miembros principales de esa corporación: la pareja. Pueden empezar por planear una noche a la semana, en la que religiosamente salen los dos solos. Por lo menos una o dos veces al año, pueden planear un escape romántico de un fin de semana.

No descuides tu aspecto, compra ropa interior bonita. De vez en cuando, susúrrale al oído lo mucho que lo amas y un masaje de pies no está de más. Recuerda el entusiasmo con que lo conquistaste. Cuando hablen, mírense a los ojos, pues esto le demuestra al hombre cuán importante es para ti. No olvides cuidar la comunicación.

Caminen juntos varias veces a la semana, es bueno para el cuerpo y excelente para la relación. No te vuelvas una cotorra, solo le dices las cosas interesantes que han ocurrido en tu día, quizás algo positivo que presenciaste, o buenas noticias de los hijos. Pregúntale cómo le fue en su día.

Una buena unión necesita de un equilibrio, cuando están juntos y cuando están separados. Deja al otro a respirar. Que cada uno tenga su tiempo. Los posesivos no tienen ningún lugar en una relación duradera. Demuéstrale afecto y cariño a menudo y dile que lo amas, pero sin atosigarlo.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel.

  Comentarios