La Dra. Isabel

Debes comprender que su condición no es pasajera

Si tu hijo no está tomando medicamentos, y dice cosas sin sentido, es obvio que su condición ha empeorado.
Si tu hijo no está tomando medicamentos, y dice cosas sin sentido, es obvio que su condición ha empeorado. TNS

Estimada doctora Isabel:

Tengo tres hijos. Tengo problemas con el del medio, de 22 años. Hace cuatro años me mudé de estado porque mi hija la mayor vino a estudiar a una universidad de Florida. Mi hijo no quiso venir. Él solo venía de visita y regresaba a Chicago donde cursaba clases. Se suponía que vendría en abril del 2014, pero no vino. Su papá averiguó y no le dieron respuesta; al otro día supimos que estaba en un hospital, porque le dio miedo abordar el avión. Estuvo ingresado dos semanas y al salir le recetaron medicamentos, pero dijeron que era temprano para hacer un diagnóstico. Luego vino al fin en avión para acá y siguió bajo tratamiento psiquiátrico. Adjunto le envío los nombres de los medicamentos que le recetaron. Cuando todo estaba bien, él pesaba 140 libras y, en este momento, pesa más de 300.

El año pasado tenía cita con su psiquiatra y cuando habló con ella y le dijo que no seguiría con el tratamiento porque lo que le mandaban era pura droga, y había aumentado mucho de peso. No quiere regresar al psiquiatra ni quiere que lo ayuden. Está agresivo con toda la familia; nos agredió y no sé cómo ayudarlo. Hoy hablé con él y le dije que estaba dispuesta a regresar a Chicago para que cambie de vida, porque no se acostumbra a la Florida. Me respondió qué está bien y que no necesita psicólogos ni medicamentos. Le dije que debía regresar a la escuela para llevar una vida activa. Pero me respondió: “Acuérdate qué yo maté a uno de seguridad en el centro de psiquiatría que ya se te olvidó; yo le contesté qué no pasó nada de esto.

Estoy muy preocupada por él. He verificado con mi familia si hemos tenido familiares con problemas psiquiátrico y no ha sido así. Por la parte de su papá sí hay como tres personas con problemas psiquiátrico. Muchas gracias por su consejo.

Estimada madre:

Tu carta es un relato de un hijo que lleva algunos años con problemas emocionales. Si en este momento tiene 22 años y te mudaste a Florida hace 4 años, eso me hace pensar que desde los 18 no vive contigo y, por lo visto, ha logrado terminar tras años de college.

Entiendo que él ha padecido de temores y ansiedad; y, por los medicamentos que relacionas, comprendo que padece o ha padecido depresión seria y quizás haya otros diagnósticos. Si fue referido a un centro psiquiátrico es posible que su diagnóstico sea serio.

En estos momentos, al no estar tomando medicamentos, y decir cosas sin sentido, es obvio que su condición ha empeorado. Por lo que relatas, hay familiares que tienen problemas psiquiátricos. Esto lo debes mencionar cuando hables con su psiquiatra. Lo más importante es que comprendas que lo de él no es pasajero; y, si no toma sus medicinas, ni va al psiquiatra esto puede tener un final trágico.

Pide una cita con su psiquiatra, para que te guíe en lo que puedes y debes hacer. No es momento para regresar a la escuela, ya que su mente es como un caleidoscopio de colores que no se enfocan en cosas constructivas. Esconde todos los cuchillos y tijeras, estas son armas que él puede utilizar en un momento de locura.

Si en algún momento te sientes amenazada por alguna actitud de él, debes de ir ante de un juez y declararlo incompetente y un peligro para él y para otros. Debes discutir este paso con su psiquiatra para que te dé su recomendación. Puedes comunicarte con NAMI (National Alliance on Mental Illness), busca en la internet (nami.org). Ellos te pueden ayudar en los pasos a seguir. Que Dios te bendiga.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel.

  Comentarios