La Dra. Isabel

Debes contactar con un abogado y un psicoterapeuta

Hola, doctora Isabel:

Tengo 47 años. Soy madre de dos hijos, una de 24 años y uno de 17. Mi esposo tiene un contrato de trabajo fuera de mi país y mi hijo y yo estamos con él; pero mi hija se quedó y estudia en la universidad.

Hace dos años que ella se casó y ahora me cuenta que la relación ya no es igual, que se siente sola y que piensa que él ya no la quiere. Mi esposo y yo hemos aceptado a este muchacho como un hijo, y lo hemos ayudado económicamente.

Él está llegando tarde a la casa, pero le dice que es por razones de trabajo. Mi hermana me contó que el esposo de mi hija tiene una relación extramarital y le hace regalos a su amante, obviamente con el dinero que le damos para el sustento de los dos. Mi hija no sabe nada.

Otra preocupación es que hemos comprado propiedades a nombre de mi hija y, en mi país, todo lo que se compre en el matrimonio se divide en la pareja al momento del divorcio.

Me siento muy decepcionada, pero me pregunto si debo decirle esto a mi hija. Por favor, necesito su consejo.

Estimada amiga:

Muchas veces los padres, por ayudar a nuestros hijos, tomamos decisiones que no son buenas. Una muchacha que tiene 24 años y un hombre de X edad, que decidieron casarse, deben vivir con su economía propia; o no vivir juntos ni casarse.

Pero ya ocurrió. Comprendo que si ella está estudiando querías ayudarla, pero una cosa es mantenerla y otra es mandar dinero sin medida. En este punto debes considerar con tu esposo decirle a tu hija que la mesada será menor, que vas a mandar para lo mínimo y el resto ambos tienen que buscar la forma de procurárselo.

Antes de dar este paso, deben consultar con un abogado para ver qué pueden hacer para proteger las propiedades. El asunto puede ser complicado si ella sola figura en la propiedad y ustedes no. Tu hija está pasando por momentos emocionales fuertes y creo que se imagina lo que ya tú sabes. Sería bueno que le sugirieras que asista a buscar ayuda terapéutica para resolver problemas de inseguridad, combinada más adelante con terapia de pareja, que no necesariamente es para unir a la pareja, sino para que se separen en términos amistosos.

Respáldala con la terapia, pero de alguna forma este joven, a quien ustedes endiosaron, tendrá que bajarse del pedestal en que está. Debes ponerte en contacto con un abogado y un psicoterapeuta y mucha paciencia, pues este camino no es fácil y necesitas perseverancia para poderla ayudar. Él no cambiará de un día a otro, inclusive no lo hará. Me da la impresión de que él no la amaba, quizás se acomodó por lo que ustedes le dieron.

Buena suerte.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel.

  Comentarios