La Dra. Isabel

Comienza el camino del matrimonio con sabiduría

Recuerda que esa pequeña criatura que llevas en tu vientre recibe la influencia de tus sentimientos.
Recuerda que esa pequeña criatura que llevas en tu vientre recibe la influencia de tus sentimientos. Getty Images/Creatas RF

Hola, doctora Isabel:

Mi esposo me trajo a Estados Unidos hace cinco meses aproximadamente, y estoy viviendo con mis suegros. Nos dividimos los gastos de renta, facturas, etc. Mi suegra ha sido muy difícil de sobrellevar hasta cierto punto. Cuando salí embarazada noté que no le gustó la idea. Ella es muy metiche, y siento que nos controla todo el tiempo. Yo tengo a toda mi familia en México, y no tengo amigos todavía. A mi esposo no le molesta la situación, pero yo siento que no puedo más. ¿Qué puedo hacer para que cambie o mejore mi situación?

Querida amiga:

Esta situación por la que estás pasando puede ser la historia de muchos que hemos llegado a este país, y vivimos con alguien que nos da un techo provisional. No sé si tu esposo ya vivía con ellos, y por eso siguen allí. Puede ser una situación temporal hasta que ganen más o ahorren para que puedan ser más independientes. Quizás tus expectativas no son las de él, y por eso es tan importante que hables con él sobre cuál va a ser el futuro. Si acabas de llegar a este país, y ahora estas embarazada, es algo que puede obstaculizar la mudada a un lugar para ti, tu esposo y el bebé. Comprende que esto puede ser una situación que el universo te presenta para aprender a acoplarte a momentos incómodos.

La comunicación con tu esposo es necesaria, deben hablar de cuál será el futuro, el de ese bebé que viene y de cuánto tiempo planean vivir con tus suegros. Eso te ayudará a tomar una perspectiva diferente y aprender a tener mucha paciencia. Puede ser que ella sea metiche, no me explicas por qué lo es, pero por lo general cuando se vive con otras personas, quizás el interés que ella pueda expresar para conocerte mejor pueda ser interpretado como que ella es “metiche”.

Recuerda que esa pequeña criatura que llevas en tu vientre recibe la influencia de tus sentimientos, tanto negativos como positivos. Tu labor debe ser darles, a tu esposo y a tu bebé, los mejores momentos de amor, cariño y alegría. Comprendo que extrañas a tu familia y a tus amistades; lo más importante es conseguir la amistad de tu suegra, con inteligencia, mucho amor y paciencia. Te recomiendo algo que leí hace mucho tiempo de un sabio al cual llegó una mujer con tu misma situación. Ya ella estaba lista a envenenar a la suegra, y fue a ver al sabio para ver qué hacía. Y él le contestó: “Dale mucho amor, trátala como a una reina, hazle un día una comida; repite lo mismo por un mes, y después me vienes a ver”. Para sorpresa de ella, la suegra se convirtió en su mejor amiga. Y fíjate que estuvo a punto de asesinarla.

Este es el momento para conocer a la familia de tu esposo y ganártela, además de aprender a tener conversaciones con tu pareja, con cariño y mucha paciencia. Estás comenzando el camino del matrimonio, comiénzalo con sabiduría. Espero que todo te salga bien.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel.

  Comentarios