La Dra. Isabel

‘Los celos son traviesos’

Relájate y enfócate en lo positivo que tienen en el momento y en la confianza que tienes que aprender a practicar.
Relájate y enfócate en lo positivo que tienen en el momento y en la confianza que tienes que aprender a practicar. Getty Images/iStockphoto

Hola, doctora Isabel:

Qué centro de ayuda me puede recomendar para aprender a controlar los fantasmas en mi cabeza, los celos, ya son 17 años con mi pareja y quisiera que mi familia no se quiebre por mi culpa.

Agradezco su ayuda.

Querido amigo:

Lo celos son sentimientos normales. No pienses que porque sientes celos, eres el único que los padece. Lo importante es que reconoces que los sientes, y además que comprendes que son como fantasmas imaginarios en tu cabeza. También es importante que observes cómo reaccionas cuando se presentan.

Te diré que hay mucha gente, tanto mujeres como hombres, que se mueren de celos. Unos no los demuestran, pero, en un momento dado, reaccionan como una bomba atómica que revienta y entonces se forma “la de San Quintín”.

Cómo podemos lograr manejar esta situación. Lo primero es reconocer el sentimiento y también el contexto en que se dan. Los celos provienen de una inseguridad y de que te comparas con una persona o situación y lo reflejas en el comportamiento de tu pareja. La madre de los celos es tu falta de seguridad y la única persona que puede cambiar esto eres tú mismo.

Esa inseguridad es el sentimiento más frustrante que hay y, si no trabajas en hacerlo desaparecer, nunca serás feliz aunque te mudes a una isla donde solo tú y tu pareja vivan. Solo un pequeño por ciento de los celos surge de una situación real. El resto, ya sabes, es tu interpretación de los hechos y la falta de comunicación.

Por ejemplo, ves a tu pareja hablando con alguien y además sonríe o saluda a una amiga, y con eso ya te vuelves loco pensando lo peor. El secreto para controlar esos impulsos, es respirar profundo, piensa, analiza a tu favor, mírate a ti mismo, mide tus atributos y verás lo mucho que vales.

Analiza cómo eran tu padre y tu madre, como ha sido tu vida amorosa, esa desconfianza nació en algún lado. Si ella te ha dado razones para los celos, quizás por un comportamiento anterior, háblale, explícale lo que te hace escuchar a esos fantasmas. Quizás puedas abrirte con ella y decirle de dónde salen estas dudas.

Si ella ha sido una mujer que no te ha dado razones para esos fantasmas, reconoce sus virtudes y definitivamente los dos deben de llegar a un acuerdo de buscar ayuda. Primero tú, pues analizar de dónde sale tu inseguridad te ayudará a controlarla.

Recuerda que quien quiere ser infiel lo será de cualquier manera. Relájate y enfócate en lo positivo que tienen en el momento y en la confianza que tienes que aprender a practicar. Hagas lo que hagas no reacciones impulsivamente.

Te recuerdo la canción de Ricardo Arjona “los celos son traviesos... es mitad falta de sesos y mitad inseguridad”.

Los celos bloquean la habilidad de pensar con claridad, analiza que si pierdes el control de la situación, y no haces algo de inmediato, puedes perder la relación. Nadie puede controlar a nadie.

Recuerda esto cuando lo sientas, para, respira profundo, analiza, identifica esos celos y la situación que los provoca, no reacciones, vete a caminar y verás que mientras más tranquilo estés, y más alegre, mejor será.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel.

  Comentarios