La Dra. Isabel

Tu presencia es vital para tus hijas

Estimada doctora Isabel:

Soy un fiel seguidor suyo y nunca pensé que tendría que acudir a usted para resolver mis problemas. Tuve que dejar mi casa para evitar una confrontación con mi ex pareja, así como para evitar la falta de respeto también de parte de mis hijas. Sin embargo, he seguido al corriente de los gastos.

Después de dos años, mi hija mayor se ha comunicado conmigo y me cuenta que las cosas con su mamá no están bien, que quería decirme que si antes la apoyaron, ahora se dan cuenta de que cometieron un error. Ella es quien se está haciendo cargo de sus dos hermanas menores y de la casa porque su mamá se ha desentendido completamente. Me duele mucho que esto haya pasado, yo creí que al dejarlas los lazos se estrecharían más entre ellas. Estoy completamente agotado y no sé qué decirles. Temo hablarle a su mamá y pedirle que se haga cargo de sus gastos, ya que está viviendo en la casa y no coopera económicamente. Tengo miedo, además, de la reacción de mi ex mujer porque sufre de depresión crónica, incluso temo por la seguridad de mis hijas y su salud mental. Le agradecería su ayuda. Gracias.

Estimado lector:

Cuando hay situaciones de depresión crónica y problemas emocionales no podemos creer que huyendo las cosas se van a arreglar. Si la madre de tus hijas tiene problemas psicológicos por supuesto que esto va a tener un impacto terrible en ellas tanto físico como emocional.

¿Qué te hizo pensar que si tú no podías con la situación tus hijas podrían?

Ahora tienes que ver cómo puedes rescatar la salud mental de tus hijas. Si tu ex esposa no está recibiendo ayuda profesional, debe hacerlo. Es imperativo. Al igual, tus hijas deben ir como familia a buscar ayuda con un terapeuta que les ayude a tomar la decisión más adecuada para ellas.

Si ella tiene un diagnóstico crónico puede recibir ayuda del gobierno, pero hay que seguir un proceso burocrático para solicitarla. Eso solo lo puede determinar un profesional. Todo esto toma tiempo y paciencia. Con el tiempo, tus hijas deben independizarse y tratar de llevar una vida más tranquila. Por eso, es necesario que ellas busquen ayuda para tomar decisiones y no cargar con una culpa que no les corresponde.

Demuéstrales amor a tus hijas, pues es obvio que ellas sintieron cierto abandono. El dinero y la manutención no son la cura completa para las heridas emocionales que ellas sintieron. Tu presencia es importante para ellas.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel.

  Comentarios