La Dra. Isabel

Háblale a tu hijo sin miedo

Pon controles en la computadora que él usa y ubícala en un lugar céntrico en tu casa, así puedes observar lo que tu hijo está viendo.
Pon controles en la computadora que él usa y ubícala en un lugar céntrico en tu casa, así puedes observar lo que tu hijo está viendo. KRT

Hola, doctora Isabel:

Tengo un hijo de 14 años y me he dado cuenta de que ve pornografía, la busca por internet. ¿Cómo puedo tratar ese tema con él sin que sienta que le estoy exigiendo que no lo haga? Se sabe que cuando a uno le prohíben algo, más busca hacerlo. Además, tengo angustia de que él se haya dado cuenta de que yo busqué alguna vez esos videos; el hecho de que yo sea mayor no me disculpa de que lo haya hecho.

Lo que no quiero es que esto se convierta en algo rutinario en él y que se le origine algo malo en su personalidad. El es un niño con buenos modales, respetuoso y colaborador y no lo digo porque sea mi hijo. Por favor, oriénteme.

Querida amiga:

No tengas miedo a hablarle a tu hijo de algo que sí le puede hacer mucho daño. Sobre todo si la pornografía llegara a confundirlo. A esa edad y con la nueva tecnología no es igual que hace muchos años, que miraban solo fotos, aunque decían mucho. Ahora, la mayoría de las imágenes pornográficas están en movimiento y las presentan haciendo actividad sexual de todo tipo. La mente de un joven de 14 años no tiene la madurez para poder distinguir lo que es saludable o no en estas prácticas. Muchos jóvenes, hoy en día, al ver estas imágenes y al estar todavía identificando su sexualidad, se pueden confundir al sentirse atraídos por una imagen del mismo sexo. En ocasiones se pueden sentir mal porque piensan que son o homosexuales o bisexuales.

Parte del proceso de la adolescencia es aclarar su identificación sexual y exponerlos a esto a tan temprana edad los confunde. Creo que puedes explicarle que las personas que hacen estas películas están vendiendo su cuerpo, háblale de valores morales y si, por alguna casualidad, él te pregunta por qué tú los has visto, dile que, número uno, eres grande, y, número dos, que no lo volverás a hacer porque comprendes que no es bueno para ti tampoco. Recuerda que estos muchachos están en internet continuamente. Pon controles en la computadora que él usa y ubícala en un lugar céntrico en tu casa, así puedes observar lo que él está viendo. Los depredadores sexuales siempre están navegando para encontrar sus presas. Ten cuidado que tu hijo no se convierta en una más de sus víctimas. Háblale, no tengas miedo.

Buena suerte.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel.

  Comentarios