La Dra. Isabel

La conexión del padre con sus hijas es muy importante

Mi marido cuando está en casa, el tiempo que pasa con mis hijas lo dedica a mirar televisión, jugar Xbox o se pone a leer cosas en la computadora.
Mi marido cuando está en casa, el tiempo que pasa con mis hijas lo dedica a mirar televisión, jugar Xbox o se pone a leer cosas en la computadora. el Nuevo Herald

Hola, doctora Isabel:

Quiero pedirle un consejo. Llevo nueve años de casada pero mi esposo a veces hace que me desespere. No trabajo desde hace varios años, tengo dos niñas de siete y cinco años y vivo en un suburbio. Él es muy trabajador, pero, cuando está en casa, el tiempo que pasa con mis hijas lo dedica a mirar televisión, jugar Xbox o se pone a leer cosas en la computadora. Yo le digo que tiene que pasar más tiempo con ellas, pero solo reacciona de momento y después todo sigue igual.

Recientemente empecé a tomar clases de inglés y paso dos horas fuera de la casa. Cuando regreso, él casi siempre está en la computadora o en el cuarto mirando la televisión y mis hijas en la sala entretenidas con una película. ¿Qué puedo hacer? Ese es el motivo de que, en parte, no quiero trabajar. Espero que cuando mi hija más pequeña vaya de tiempo completo a la escuela, yo pueda buscar un empleo.

Hola, amiga:

Sé lo desesperante que puede resultar tener que ser el todo para los hijos. La madre, la consejera, la que juega con ellos, inclusive la maestra, mientras el padre nada más funciona como el proveedor, un papel extremadamente importante y frustrante a la vez, pues conlleva preocupaciones laborales y sentir el peso completo de las finanzas.

Lo que sí te puedo decir es que ese distanciamiento emocional puede influir en el enfoque que tus hijas tengan de su padre.

¿Quieres asustarlo? Pues dile que cuando los hijos no tienen una relación de calidad con su padre, una vez se convierten en jóvenes, comienzan a buscar una pareja que pueda llenar el vacío de aquello que todas las niñas esperan de la figura paternal, en el caso de las niñas.

Lo hacen demasiado temprano y, por lo general, escogen a alguien que tiene ciertas características obsesivas o dominantes e interpretan ese interés obsesivo como amor.

Puedes proponerle, también, que dedique una o dos horas a las niñas, un tiempo de calidad, mientras juegan a las cartas, pasean o mientras ven un programa educativo o una película que a ellas les guste, la cual pueden comentar al final. Esto desarrolla una relación positiva entre padre e hijas y además pueden hablar de los valores que enseña o no la película. Después él puede entretenerse con lo que antes hacía. Esa conexión del padre con sus hijas es muy importante.

No le pelees, razona con él.

Buena suerte.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel.

  Comentarios