La Dra. Isabel

Lo importante es que tu hijo sea monitoreado por su médico

Lo principal es que llevaste a tu hijo al hospital y que está siendo monitoreado por su médico.
Lo principal es que llevaste a tu hijo al hospital y que está siendo monitoreado por su médico. AFP/Getty Images

Hola, doctora Isabel:

Tengo un niño que cumple nueve años, es autista diagnosticado desde los tres años. El pasado 15 de abril, mi esposo recibió una llamada de la escuela. Nos informaron que mi hijo había tenido una convulsión. Cuando entré a la oficina de la enfermera, ella me dijo que el niño había tenido lo mismo que la vez pasada. Para mí era la primera vez, pero ella insistía en que era la segunda y que la primera vez también llamó a mi esposo. La directora de la escuela sacó de su archivo un reporte donde decía que había ocurrido en enero del 2017. Como comprenderá, estoy muy incómoda. Me comuniqué con Advocacy para recibir apoyo. Escribí una carta con la queja.

Después de varios análisis, se concluyó que la enfermera tenía razón. Le escribieron al niño una nota en su cuaderno de comunicación pidiéndome autorización para pedir sus récords médicos. Me negué a firmar y les escribí que cualquier información yo se la iba a proporcionar. En conclusión, lo único que deseo es que mi hijo no vuelva más a esa escuela, ninguno de los miembros de mi familia siente que mi angelito esté seguro allí. Quisiera saber si he hecho lo correcto y qué más podría ocurrir si necesito de la ayuda de abogados, lamentablemente no contamos con los medios económicos para sustentar ese gasto. Quiero que se haga justicia a mi niño ya que su salud está en juego. Muchas gracias.

Estimada madre:

Entiendo tu preocupación. La información que me das deja ver que hubo negligencia de parte de la enfermera y, por ende, de la escuela. Lo que no está claro es si llamaron a tu esposo y él no te lo dijo o no revisó el mensaje. Lo importante es que te comunicaste con el grupo de Advocacy, el cual representa tu queja. Creo que lo principal es que lo llevaste al hospital y que está siendo monitoreado por su médico. Todo lo que sea de naturaleza médica es responsabilidad de los padres.

Lo que la escuela necesita es que, después de que haya un diagnóstico, hagan una reunión para ver las estrategias a seguir con tu hijo y coordinar lo que hay que hacer si tiene otra convulsión. Tu responsabilidad como madre es asistir a las conferencias para firmar todo lo que se relaciona con tu hijo. Puedes estar en desacuerdo con lo que ellos recomiendan y al firmar explicas la razón. Ahora, mi pregunta es ¿qué es lo que quieres que ocurra? Creo que la escuela tiene la impresión de que estás buscando una retribución económica y mi opinión es que mejor les demuestres que vas a cooperar con ellos, pero que necesitas estar informada sobre tu hijo. Por lo menos, esta escuela ya te conoce y sabe que no te quedas con los brazos cruzados y te respetarán un poco más. Si en el pasado estabas satisfecha con la escuela, no dejes que este desafortunado incidente te transforme en una persona negativa. Si piensas que tienes que buscar a un abogado, trata de ponerte en contacto con las oficinas de servicios legales de tu ciudad que donan sus servicios. Buena suerte.

Doctora Isabel.

La Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1 p.m., Este, 10 a.m., Pacífico y a las 12 m., Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net. Sígala en Twitter: @DraIsabel.

  Comentarios