La Dra. Isabel

Tienes que definir tu meta

Doctora Isabel:

Soy una mujer de 32 años, casada, con dos hijos. Me encuentro en una etapa de mi vida donde siento que no me he realizado como hubiera podido. No soy tonta, terminé dos años de instrucción superior, pero después me casé, y no sé si fue por desidia o porque quise criar a mis hijos pero ni siquiera pensé en lo que iba a hacer el resto de mi vida. Mi esposo me dice que debo encontrar algo que me mueva a tener más energía de vivir. Él me asegura que me apoyaría, siempre y cuando hablemos claramente.

Algo que me hizo pensar es que mi hermana mayor, después de años de casada, se está separando del marido, y siente que no va a poder con tanta carga, sobretodo la económica. Ayúdeme con esto, cómo hago un plan de vida.

Hola amiga:

Gracias por darme la oportunidad de compartir contigo algunos puntos en eso de navegar por tu vida. Antes que nada, tienes que saber qué es lo que quieres. Tienes que definir tu meta. Ese es el primer paso. Tienes que saber cómo llegar a esa meta, y con qué habilidades cuentas para lograrlo. Las habilidades son la base de nuestro punto de partida, independientemente del rumbo que pensamos tomar.

Las habilidades son los pilotes que soportan el edificio, son los ingredientes para hacer una torta, son las semillas para poder sembrar una planta. Mi pregunta es: ¿qué estudiaste? ¿Qué cursos tomaste? ¿Cuáles fueron las asignaturas que más te gustaron? Eso te ayudará a reconocer tus conocimientos y también tus gustos.

Hay ciertas habilidades innatas, que también las puedes añadir a tus posibilidades. Debemos saber identificar todas nuestras habilidades manuales, cognitivas, en el área de las arte. Inclusive las físicas y espirituales. Haz un inventario de tus talentos, y así podrás enfocarte en lo que te gustaría hacer. Recuerda que al escoger un nuevo camino profesional debe ser algo que te dé placer, pues trabajar en algo que te gusta es importante para la felicidad tuya y la de tu familia.

Añade a esto cuáles son tus prioridades. Al escoger una meta, tienes que incluir que tiempo estás dispuesta a invertir en el nuevo trabajo, por ejemplo, si tu prioridad número uno es tu familia, el trabajo que escojas tiene que dejarte espacio para esto.

Asegúrate de que tus metas sean realistas. Escribe paso a paso cómo lo vas a lograr, habla y comparte con tu esposo, como a la mayoría de los hombres, le gustará dar una opinión objetiva. Al involucrarlo en el proceso, él formará parte de tus decisiones.

!Lo lograrás!

Doctora Isabel

Dra. Isabel Gómez-Bassols es pedagoga y psicóloga. Su programa se puede escuchar de lunes a viernes, a la 1.00 pm, Este, 10.00 am, Pacífico y a las 12.00 m, Centro, a través del sitio La Red Hispana.org Escriba sus cartas a su sitio web www.doctoraisabel.net

  Comentarios