María Antonieta Collins

Los mentirosos que insultan nuestra inteligencia

‘Sufrimos amigos así todo el tiempo; nos cuentan de todos sus pesares. Que no les alcanza el dinero, que tienen mala suerte, que perdieron el trabajo y que no encuentran uno que pague sus necesidades’.
‘Sufrimos amigos así todo el tiempo; nos cuentan de todos sus pesares. Que no les alcanza el dinero, que tienen mala suerte, que perdieron el trabajo y que no encuentran uno que pague sus necesidades’. el Nuevo Herald

Son como los ombligos: todos tenemos uno. En este caso un amigo o amiga, tal y como las amistades que nos narra la lectora Laura Sánchez.

“Los sufrimos durante la mayoría de los meses del año cuando nos cuentan de todos sus pesares. Que si no les alcanza el dinero, que si tienen mala suerte, que si perdieron el trabajo y que no encuentran uno que pague sus necesidades. Una sufre con lo que les sucede y en muchas ocasiones nos decidimos a ayudarlos lo más que podemos. O les prestamos dinero (algo que siempre andan pidiendo) o los recomendamos para que les den un empleo”.

La carta de la lectora Sánchez narra una situación que todos vivimos de una u otra forma con esas amistades que acostumbran “descargarnos” todas sus desgracias y después se van a sus casas y nos dejan atribulados pensando en sus problemas; pero la situación es mucho peor de lo que nos imaginamos como sigue contando doña Laura.

“¿Qué pasa con esas amistades que se la pasan atormentando a uno con su vida miserable? ¡Lo increíble! Muchos de ellos, después de confiarle a uno que están viviendo del gobierno, de repente se desaparecen unos días, para reaparecer en las fotos que no resisten la tentación de subir al Facebook. Ahí nos enteramos de que se fueron al aeropuerto tal, con toda la familia, con rumbo a Cancún o España”.

Me identifico con ella porque me ha pasado unas cuantas veces. Lo peor es cuando los personajes vuelven de las vacaciones y uno los confronta: Fulano, Fulana, ¿no decías no tener dinero ni para la renta y te fuiste de vacaciones a Europa o a Cancún? ¡Y las respuestas que dan son de epopeya! Doña Laura sigue contando su experiencia.

“Te dicen: ‘Es que el pasaje me lo regalaron’. Respondo: ‘¿Te regalaron cuatro pasajes? ¿Cuatro noches en un hotel más la comida? jajaja ¡por favor!’ Y creyéndonos bobos te siguen diciendo: ‘¡Sí, te lo juro. Yo no puedo ir a gastar, pero solo fui porque los niños se lo merecen después de tanto esfuerzo en la escuela’ ”.

No me sorprende, porque he escuchado otras variantes. Una amiga con quien hablo a diario y quien a diario me cuenta sus dramas financieros, de golpe y porrazo un buen día me dijo que se iba de vacaciones a un sitio cercano. Pero no mencionó adónde. Pues lo cierto es que se va para Cuba, pero no quiere decirlo para que no la critiquen.

Los otros son más versátiles tapando las vacaciones que disfrutan –no solo estando desempleados y con un presupuesto que raya en la pobreza–, con abundantes mentiras. Todo, absolutamente todo, lo consiguen a precios “casi regalados”, tanto, que les cuesta más quedarse en casa y “aprovechan” la oportunidad del siglo.

Le pregunté a una amistad sobre el generoso amigo que le había dado lo poco que supuestamente pagó por sus vacaciones y me dio el nombre de alguien que confesó públicamente que está en bancarrota.

“Insultan nuestra inteligencia con sus historias –dice Laura–. Hay que ver la vida que consiguen porque, ¿qué pasa con el dinero para la comida y la renta o la mensualidad del auto que nunca pueden pagar a tiempo porque apenas si les alcanza? Tengo una amiga así y me contó que con mil dólares ¡casi le dio la vuelta al mundo! Nada, que hay que aguantar cada cosa, y son los mismos que te llaman a diario para decir: “Por favor, tú que tienes tantos contactos, necesito trabajo porque no sé qué voy a inventar para ganar dinero”.

He decidido prestar oídos sordos ante estos personajes que ignoran lo más importante: tienen que ser mentirosos con muy buena memoria. De otra forma rápidamente quedan al descubierto. Así que, si le pasa lo mismo, ¡tenga mucho ojo!• 

mariaantonietacollins @yahoo.com

@CollinsOficial

  Comentarios