Walter Mercado

Walter Mercado, el rey del ‘mucho amor’, deja un vacío en el mundo de la astrología

Astrólogo, bailarín, actor y promotor cultural Walter Mercado vivió mil vidas en una, y en todas dejó una estela de amor —su palabra preferida— que marcó a todos los que lo conocieron.

El astrólogo puertorriqueño falleció la noche del sábado 2 de noviembre en el hospital Auxilio Mutuo en San Juan, después de dos semanas de enfrentar problemas renales.

Nacido en el campo puertorriqueño, con una conexión con las estrellas que solía mirar a cielo abierto, Mercado creció bajo la influencia poderosa de su abuela y de su madre, que sembraron en él un deseo de conocimiento y de perfección.

Estudió ballet y trató de ser el mejor en el ámbito universitario; viajó por la isla con una tropa de bailarines y actores; fundó su propia academia y preparó a muchos jóvenes, que después lograron una carrera destacada en la actuación y la danza.

Se convirtió en una celebridad en el mundo hispano por su presencia en la televisión y la prensa plana en varios programas donde solía ofrecer el horóscopo diario y predicciones, especialmente las de principio de año, que eran esperadas por miles de personas.

En Puerto Rico, Estados Unidos y Latinoamérica, sus seguidores lo están llorando. Será recordado como un ser eterno, porque nunca quiso confesar su edad exacta, y su familia piensa respetar ese deseo. Varios medios reportaron que tenía 87 años.

“Tengo entre 50 años y la muerte”, decía cuando se le preguntaba la edad. “Mi amigos me dan 50 y mis enemigos 98. Si es que tengo enemigos, a quienes les mando bendiciones”.

Para luego añadir, “la juventud está aquí adentro. Si tu mente y tu corazón están palpitando, puedes tener la edad que quieras”.

También lo recordarán como una persona generosa que encontraba mucho placer en ayudar a otros.

“La caridad nunca se menciona, uno nunca debe decir lo que uno dio”, dijo a el Nuevo Herald en una extensa entrevista en su casa de Río Piedras en julio.

“Siempre me ha gustado hablarle a la gente muy directamente. He usado la astrología para mandar mensajes positivos: ‘Tú puedes, aunque te caigas, levántate’ ”, dijo sobre su estilo al hacer predicciones y leer el horóscopo.

Para sus cuatro sobrinas fue el tío perfecto, que se comportó como un padre y las acompañó en sus momentos más felices y en los más duros también.

“Perdemos un tío, un padre, nuestro jefe, nuestro maestro, es algo muy difícil para nosotros”, dijo su sobrina Ivonne Benet Mercado. Tres de las sobrinas trabajaban con él.

mercado14l waltermercado MH
Walter Mercado fotografiado en la oficina de su casa en Puerto Rico junto a su sobrina y asistente, Ivonne Benet Mercado, en enero del 2009. ANGEL VALENTIN Especial/el Nuevo Herald

Para destacar la humanidad de su tío, Benet Mercado dijo que Walter Mercado solía llevar siempre dinero consigo para dar en las esquinas cuando el auto se detenía.

“Pero no solo dio dinero, sino también su tiempo, su dedicación, su conocimiento, porque nunca le decía que no a nadie”, añadió su sobrina.

Mercado tuvo su primera experiencia psíquica a los 6 años cuando le advirtió a su maestra que la campana de la escuela se caería. La predicción se cumplió cuando al próximo día un terremoto tumbó la campana. Le comenzaron a llamar “Walter de los Milagros”, cuenta la biografía oficial que el astrólogo daba a los medios.

“La gente piensa que soy esplendor, pero el esplendor es del alma”, dijo Mercado en la entrevista con el Herald, expresando su parecer de que “mientras más amor dé, más amor recibo”.

Comenzó en la actuación a los 10 años interpretando “el boy de Tarzán” en la radio. En el teatro representó obras de Shakespeare, Lorca, Benavente. Fue cientos de personajes: Trujillo, un espía ruso, el bailarín Nijinsky y Enrique VIII. También destacó en telenovelas como Un adiós en el recuerdo, Larga distancia y Renzo el gitano.

Muestras de pesar

En las redes sociales, la muerte de Mercado dio pie a que las nuevas generaciones recordaran cómo sus padres solían parar sus actividades para escuchar el horóscopo. Otros le agradecieron haber compartido momentos de la infancia con su familia, esperado las predicciones de Año Nuevo.

“Pasé toda mi infancia repitiendo sus afirmaciones. Él nos hizo sentir que estabamos llenos de magia. Descansa en las estrellas, Walter”, escribió en Twitter Julysa Sosa, de San Antonio, Texas.

En Miami, el alcalde Francis Suárez envió sus condolencias a la familia de Mercado y agradeció el mensaje de inspiración que deja.

“Durante décadas tocó el corazón de millones de personas. Inspiró a muchas generaciones llevando un mensaje de paz y amor. Su energía y su corazón son inigualables. Que en paz descanse este gran ser humano”, dijo Suárez.

9753260168
Walter Mercado en su apartamento de Miami, el 26 de marzo de 1997. A. Enrique Valentin Archivo/el Nuevo Herald

El presentador de Univision Raúl de Molina demostró la tristeza por el fallecimiento de alguien a quien “admiro mucho”, y compartió también un video reciente de Walter entrando en un trono dorado a la exhibición que realizó el museo HistoryMiami en agosto, Mucho, mucho amor, 50 años de Walter Mercado.

“Nuestro ‘astro’ ahora está en el cielo”, escribió el copresentador de El Gordo y la Flaca, en Instagram. “Descanse en paz uno de los pioneros mágicos de la televisión en español”.

Desde Puerto Rico, la gobernadora Wanda Vázquez Garced expresó también el pesar por el fallecimiento del “carismático y reconocido astrólogo y actor puertorriqueño”.

“Nos unimos a su familia en oración en estos momentos difíciles. Que descanse en paz”, escribió en su cuenta de Twitter.

El periodista Omar Matos, que en sus 28 años de trabajo para varios medios en la isla lo entrevistó en numerosas ocasiones, destacó “la amabilidad” y “el respeto” con que Mercado solía tratar a la prensa.

“A veces llamabas a su casa y era él quien contestaba el teléfono. Siempre tenía palabras halagadoras para todos”, dijo Matos, que destacó su “memoria fotográfica”.

Mercado solía memorizar el nombre y el signo de las personas a las que trataba, y los identificaba por este detalle.

“Me decía: ‘Mi librano favorito’ ”, recordó Matos, confirmando la impresión que recibían los lectores de Mercado, que sentían que siempre veía el “lado positivo de cualquier situación”.

Carmen Alvarado, maestra en San Juan, dijo que Mercado siempre proyectó bondad y gentileza, y que fue “un gran embajador de Puerto Rico en el mundo”.

“Todo el mundo en Latinoamérica sabía quién era Walter Mercado”, señaló . “Su muerte nos causa mucho pesar”.


La astróloga Alina Rubi destacó el conocimiento profundo de Mercado de la astrología tradicional, la védica, la china y del misticismo.

“Nos ofreció sabiduría y calidez, era amable y tenía compasión hacia los demás, haciendo gala de su signo zodiacal Piscis”, dijo Rubi.

Como toda celebridad, Mercado tuvo varios imitadores, que lo pusieron a veces en medio de situaciones divertidas.

“La imitación es un piropo”, dijo en la entrevista en junio. “Una vez se hizo un recuento de quien era más imitado en países de Latinoamerica, sobre todo en Brasil y Argentina, y yo estaba en tercer lugar después de Elvis Presley y Michael Jackson”.

También compartió la anécdota de cuando llegó a un desfile en Nueva York y vio a “una persona rubia en una carroza tirando besos”.


Mercado supo que lo imitaban a él. Fue entonces cuando, como de pasada, le dijo a uno de los presentes que él era el verdadero. “Yo estaba con unos pantaloncitos y una ropa normal. Nadie me creyó”, contó divertido.

En el 2010, se vio obligado a cambiar su nombre a Shanti Ananda, luego de que perdiera el derecho a usarlo, tras una batalla legal con su ex gerente.

“Yo no estaba preparado para enfrentar la oscuridad, yo vivía con tanta luz”, dijo sobre ese difícil episodio de su vida, que concluyó en el 2013 cuando recuperó su nombre.

Detrás del brillo del set de televisión y las exuberantes capas que lo hicieron famoso —llegó a tener más de 1,000—, Mercado fue hogareño y amante de la privacidad.

“Era de estar mucho en su casa, lo que sorprendía de una persona tan extrovertida, que amaba tanto a su público”, recuerda el cineasta Alex Fumero, que compartió en su entorno privado cuando filmaba un documental sobre la vida de Mercado.

“Se pasaba el tiempo leyendo y viendo películas clásicas. Sentía mucho cariño por su perro Runo”, añadió Fumero, que planea que su documental, cuyo título provisional es Mucho, mucho amor, esté listo para el año próximo.

Runo era un perrito callejero que Mercado adoptó y que nombró en honor de las “runas”, un método de adivinación ancestral europeo.

A pesar de todas las figuras del mundo del arte, de la farándula y la política a quienes consultó con frecuencia, nunca perdió su humildad.

“Mi gurú está aquí adentro”, dijo apuntando a su pecho. “Estuve en todas las religiones y me cansé de buscar por fuera. Ahora soy mi centro”, comentó sobre las búsquedas espirituales, que lo llevaron a viajar medio mundo.

Para Rubi el legado de Mercado está lleno de sabiduría, amor y refinamiento. “Se estableció como una celebridad única en el campo místico, llegando a lugares inusuales. Walter, recibe esa paz que siempre brindaste”, fueron los deseos de la astróloga.

Mercado preferió vivir instalado en el presente. “No quiero saber el futuro. Quiero disfrutar el momento porque mañana ya no será igual”, dijo en su última entrevista exclusiva con este periódico.

“El cuerpo humano es solo un apartamento que uno habita por un tiempo”, expresó Mercado, que creía en la reencarnación y agradecía las experiencias de esta vida y el cariño que había recibido.

“Las cosas que me tocan el corazón son las más importantes”, decía como cerrando todo argumento.

Los servicios serán el miércoles 6 a la 1 p.m. en la funeraria Puerto Rico Memorial, de San Juan.

En este obituario contribuyeron los reporteros Jim Wyss, Sonia Osorio, Bianca Padró y Jimena Tavel.

Sarah Moreno cubre temas de negocios, entretenimiento y tendencias en el sur de la Florida. Se graduó de la Universidad de La Habana y de Florida International University.
  Comentarios