Wish Book

¿Egoístas los miamenses? Las donaciones para el Wish Book confirman la generosidad

Frances Alvarez recibió la computadora DaVinci Pro, especial para ciegos o personas con escasa visión, que pidió a través del Wish Book.
Frances Alvarez recibió la computadora DaVinci Pro, especial para ciegos o personas con escasa visión, que pidió a través del Wish Book. pportal@elnuevoherald.com

Frances Alvarez tiene un plan que se propone cumplir todos los días: hacer feliz a alguien.

“A pesar de que tengo una discapacidad, amo a la gente”, dijo la mujer de 25 años de North Miami Beach. “Me encanta hacerlos reír, y a veces eso es lo único que hace falta para arreglarle el día a alguien: hacerlos sonreír o reír, hacer la diferencia”.

Alvarez, quien está casi ciega debido a un tumor cerebral inoperable, es la que sonríe porque alguien ha seguido su ejemplo. Tras leer la historia de ella en la serie del Wish Book del Miami Herald/el Nuevo Herald a principios de diciembre, Alexandra Esteve, vicepresidenta de marketing y comercio electrónico de Headquarter Toyota, donó $3,600 para cubrir el costo de un equipo DaVinci Pro, especial para ciegos o personas con escasa visión, para ayudar a Alvarez a leer con su ojo bueno.

Miami Lighthouse for the Blind fijó el envío del equipo a su casa, así como el entrenamiento de cómo usarlo, para el viernes 23, el día antes de Nochebuena.

Cumple un deseo. Haz la diferencia.

Cómo ayudar: WishBook está tratando de ayudar a esta familia y a cientos de personas con necesidades este año. Para donar, puede hacerlo de manera segura en: MiamiHerald.com/wishbook.

“Yo no esperaba que alguien me diera esto”, dijo Alvarez del modelo Da Vinci de lujo, el cual se adosa a un monitor para ver en alta definición el texto impreso así como convertir selecciones de texto a voz. “Estoy muy contenta de haber recibido esta máquina. Estoy entusiasmada”.

Alvarez es una de docenas de personas que recibirán esta temporada ayuda a través del Wish Book, un esfuerzo comunitario que ha sido una misión para el Miami Herald durante 35 años. Para la campaña del 2016, el Herald destaca a unos 30 nominados en el periódico y en el website hasta enero, dijo la coordinadora del Wish Book Roberta DiPietro. Wish Book acepta donaciones todo el año.

“Este año, el torrente de generosidad ha concedido los deseos de más de 850 personas”, dijo DiPietro. “Lo que es particularmente entrañable es el número de donantes que están brindando servicios sin cobrar a los nominados. Tenemos a contratistas que han donado sus talentos para remodelar baños y hacerlos accesibles, ofrecido sus servicios legales, servicios dentales, ayudando a familias necesitadas a pagar su alquiler y su atención médica".


Hasta la fecha, Wish Book 2016 ha recaudado $200,000, gracias a una semana adicional de donaciones ya que el Día de Acción de Gracias cayó más temprano este año. En el 2015, el Día de Navidad, la cifra fue de $160,000.

En el caso de Álvarez, ella empezó a perder la vista a los 10 años, cuando los médicos detectaron un tumor cerebral que no pudo ser extraído por completo. Como resultado, su movilidad resultó limitada. El tumor causa dolor a diario, incluyendo migrañas. Ella solo tiene visión parcial en el ojo derecho.

Alvarez inspira a otros con sus buenas obras. Ella sirve de voluntaria en Nicklaus Children’s Hospital y con el grupo de teatro Pages to Stages, el cual hace representaciones teatrales para niños enfermos. También trabaja para ayudar a veteranos del Proyecto Wounded Warrior y, con un guía a su lado, está entrenándose para competir en remo en los Juegos Paralímpicos en el Club de Remo de Miami Beach.

“Llevo haciendo esto los últimos dos años, y este caso en particular me conmovió”, dijo Adriana Sarcos de Spinal Cord Living-Assistance Development, una organización de Hialeah que ha dado asistencia gratuita a cientos de personas de bajos ingresos desde 1985. Sarcos nominó a Alvarez para el Wish Book.

“Ella es ciega desde los 10 años, pero tiene una actitud muy positiva hacia la vida. Está todo el tiempo en los hospitales, entrando y saliendo, y los médicos no saben qué hacer con su enfermedad. Pero se mantiene positiva sobre encontrar una cura para sí misma, y participa mucho en la comunidad. Ella quiere trabajar, y esto la ayudará a trabajar”.

Además del aparato de lectura Da Vinci, Jorge Gaetano, de Samsung, le donó un smartphone con reconocimiento de voz para ayudar a Álvarez a moverse. Ella vive con sus padres y dos hermanos menores.

La bondad de los regalos de Esteve y Gaetano ha animado a Alvarez a seguir adelante. “Ese es mi lema”, dijo. “No sabía que esto iba a pasar, y cuando lo supe me puse muy contenta. A todas las personas que pueden moverse normalmente, sigan nadando. Sigan tratando de inspirar a los demás”.

No es de extrañar que una inspiración para la propia Álvarez sea la valiente pececita Dory en las populares películas de Disney Finding Nemo y Finding Dory.

“Yo soy como Dory… que siempre dice: ‘Sigue nadando’. Aun cuando las cosas se pongan difíciles, no podemos darnos por vencidos”.

Otros regalos del Wish Book:

Alrededor de $40,000 en asistencia dental muy necesitada para la cocinera principal de la cafetería de Goodwill Lois Chambers de parte de Illustradent South Miami. Sus compañeros de trabajo la nominaron al Wish Book porque ellos querían ver sonreír de nuevo a esa mujer tan alegre y trabajadora.

▪ Ayuda legal de Americans for Immigrant Justice y de la Clínica de Inmigración de la Universidad de St. Thomas para Eskarleth Yoleny Hernández, una chica de 15 años que huyó de Honduras hace cuatro años cuando su madre fue asesinada. Ella necesita ayuda para pedir asilo en Estados Unidos.

▪ Y, para Samantha González, de 3 años, un carrito rojo de juguete, una laptop roja, una cartera y una muñeca, donadas por varias personas, además de prótesis por un valor de $20,000 de parte de Orthopro Associates. En septiembre del 2015, la pequeña recibió quemaduras de gravedad cuando una olla de presión explotó mientras su abuela discapacitada la bañaba en el fregadero de la cocina. Samantha sufrió quemaduras de segundo y tercer grado, lo cual llevó a varios injertos de piel, operaciones de emergencia y complicaciones que resultaron en la amputación de su pierna derecha, varios dedos de la mano y los dedos del pie izquierdo.

DiPietro dijo: “Las necesidades pueden ser tan grandes como un van para discapacitados para transportar niños enfermos, y tan pequeñas como un arbolito de Navidad. Seguimos cumpliendo deseos más difíciles: reparaciones de viviendas, equipos médicos, muebles, y las necesidades de varios chicos en custodia estatal que han cumplido la edad límite para la misma y se ven necesitados de buscar apartamento.

“Siempre es agradable ver cuando nuestros dedicados lectores se esfuerzan por ayudar a sus vecinos necesitados”, añadió DiPietro, “especialmente durante las fiestas, un tiempo que para muchos en la comunidad puede ser duro”.

Siga @HowardCohen en Twitter.

  Comentarios