Wish Book

Danna Flores, una niña que lucha contra los monstruos y el cáncer

Danna Flores en el Baptist Children Hospital de Kendall, este sábado 17 de noviembre, con sus hermanos Juan David y Samuel, y sus padres.
Danna Flores en el Baptist Children Hospital de Kendall, este sábado 17 de noviembre, con sus hermanos Juan David y Samuel, y sus padres. pportal@miamiherald.com

La primavera del año pasado Danna Flores andaba entusiasmada cantando por toda la casa. Tenía casi seis años y estaba practicando una canción que cantaría con sus compañeros del kínder en una presentación para conmemorar el día de las madres.

“Me cantaba un poquito pero nunca me dejaba escucharla toda porque me decía ‘¡no te puedo cantar más porque es un surprise!’”, recuerda Yenny Flores, la madre de Danna.

Pero Danna no llegó a participar en la presentación con sus amiguitos a principios de mayo del 2017. Tampoco pudo ir a su graduación del kínder unas semanas después.

En su lugar, se encontraba tendida en la cama de un hospital, recibiendo fuertes tratamientos contra un recién diagnosticado cáncer y luchando por su vida.

Dos meses antes, Yenny empezó a notar que Danna ya no quería comer y se despertaba en las madrugadas quejándose de fuertes dolores de estomago. La niña empezó a perder peso. Cuando la llevaron al pediatra, la diagnosticaron con anemia le dieron medicamentos y el doctor le indicó a Yenny que le diera alimentos altos en hierro. Pero nada de eso la alivió.

Finalmente, el 20 de abril del 2017 le indicaron un sonograma en el abdomen. Ese mismo día Danna fue diagnosticada con neuroblastoma, un tipo de tumor canceroso que nace en el tejido nervioso y normalmente se desarrolla en niños pequeños. El cáncer estaba en etapa 4, lo que significa que ya había afectado la médula ósea y varios órganos del pequeño cuerpo de Danna.

Cumple un deseo. Haz la diferencia

Cómo ayudar: Wish Book está tratando de ayudar a esta familia y a cientos de personas con necesidades este año. Para donar, puede hacerlo de manera segura en: elnuevoherald.com/wish-book-es.

Desde ese momento la vida de los Flores dio un dramático giro. La niña activa y jocosa con grandes ojos marrones y una larga cabellera negra, que sueña con ser agente de policía y ama la pizza, empezó a debilitarse y perder más peso. El horario de los padres, que también tiene un hijo de 11 años llamado Juan David, empezó a girar en torno a los tratamientos y estadías en el hospital de Danna.

Dos semanas antes del diagnostico de Danna, Yenny, una ama de casa de 33 años de edad, se enteró de que estaba embarazada con su tercer hijo, Samuel, que ahora tiene un año de edad. Debido al embarazo no le permitían acercarse a su hija durante los días que recibía tratamientos con radiación. Entonces su esposo, Juan Flores, de 44 años, debía perder horas de trabajo para cuidar a Danna. La situación financiera apretó, los Flores no pudieron seguir pagando el alquiler de su casa y la familia eventualmente se mudó a la casa de la abuela materna, en Doral.

En el hospital, Danna no paraba de preguntar por qué se le caía su pelo. O por qué “el palito” la seguía a todos lados, refiriendo al atril para sueros de donde colgaban todas las medicinas de su tratamiento. O por qué ya no podía ir a la escuela con sus amiguitos.

GetImageContent[1].jpg
Danna y su madre, Yenny Flores, en el Baptist Children Hospital de Kendall este sábado 17 de noviembre. Pedro Portal pportal@miamiherald.com

“Era difícil al principio para ella entender todos los cambios, porque es una niña. Pero lo más importante era su salud así que cualquier sacrificio valía la pena”, dijo Yenny.

En agosto de este año la familia recibió una noticia esperanzadora: habían logrado eliminar el enorme tumor arriba del riñón, el tratamiento había funcionada y Danna estaba libre de cáncer. La pequeña volvió a la escuela y su cabellera empezaba a crecer otra vez.

Pero pronto Danna empezó a cojear y en un par de meses perdió la fuerza de las piernas. El cáncer había vuelto y ahora tiene tres tumores, uno en la rodilla derecha y uno en cada lado de la pelvis.

“Cuando te dan el primer diagnostico de un hijo sientes que te están matando”, dijo Yenny, sentada en el cuarto del Baptist Hospital, en Kendall, donde Danna está recibiendo quimioterapia nuevamente. “Pero con la recaída sientes que te entierran. Es como volver a pasar lo mismo pero con un miedo aun mayor de que ella no lo supere”.

ENH_IMG-3798.JPG
Danna fue diagnosticada con cáncer el 20 de abril de 2017, un mes antes de cumplir 6 años. Ese año, y ya bajo tratamiento, sus padres le celebraron por primera vez su cumpleaños. Foto de cortesía

Yenny explicó que Danna ya pasó por todos los tratamientos posibles para luchar contra su enfermedad, incluyendo trasplante de células madres. Ahora, la esperanza de la familia es poder llevar a la niña a recibir un tratamiento experimental en el centro médico Memorial Sloan Kettering Cancer Center, en Nueva York. Esa institución ha desarrollado dos nuevas medicinas para tratar etapas avanzadas de neuroblastoma.

El deseo de Navidad de los Flores es recaudar dinero para poder mudarse a Nueva York cuando finalmente puedan transferir a Danna. La familia lleva a cabo una campaña en gofundme.com/salvemosaDanna.

“No tenemos a nadie que nos pueda recibir allá [en Nueva York], lo único que tenemos es el carro para irnos. No sabemos dónde nos vamos a quedar, cómo vamos a vivir. No puedo dejar a los otros niños pequeños,” contó Yenny, con voz angustiada. “Pero aunque tengamos que dormir afuera del hospital en el carro vamos a luchar”.

La familia Flores fue nominada al programa Wish Book por la organización Children’s Cancer Caring Center, que ayuda con los gastos y tratamientos de niños con cáncer.

Laura Lebret, la coordinadora de la organización, dijo que entiende de primera mano las necesidades de los Flores. La hija de Lebret fue diagnosticada con cáncer cuando era una niña y su familia también recibió asistencia del Children’s Cancer Caring Center.

“Realmente la familia de Danna está con muchas necesidades”, explicó Lebret. “Cuando una familia recibe la palabra de que su hijo tiene cáncer se siente, y te lo digo por experiencia propia, que un desastre a nivel familiar se aproxima. Pierdes la estabilidad monetaria, emocional y física”.

La situación de los Flores ha hecho a Lebret recordar su propia lucha y le ayuda a darles esperanza.

“Danna ha pasado por un trasplante de médula, en el medio le nació un hermanito, el papá perdió el trabajo porque por meses tuvo que cuidar a la niña. Han perdido su casa, han tenido que ir a vivir con la abuelita y ahora, con la recaída de Danna, tendrían que irse a Nueva York”, dijo Lebret. “Necesitan todo el apoyo posible y además mucha esperanza”.

Hoy, la hija de Lebret tiene 20 años, trabaja y es estudiante universitaria.

ENH_IMG-6142.jpeg
Por dos años seguidos Danna se ha disfrazado de agente policial para Halloween. En este 2018 se disfrazó de agente del SWAT y en la foto Danna pretende arrestar a su padre, Juan Flores. Foto de cortesía

Danna se describe a sí misma como “fuerte y valiente”. Por dos años seguidos se ha disfrazado de agente policial para Halloween, desde que les anunció a sus padres que quiere ser policía “para arrestar a las personas malas que roban las cosas de los demás”. No le preocupa el viaje a Nueva York porque dijo que sabe que todo saldrá bien. Está más entusiasmada con “toda la pizza” neoyorquina que podrá comer allá.

Así que no sorprende que Danna enfrente el cáncer con una alta dosis de coraje.

“El doctor me dijo que tengo tres bolitas y que hay que sanarlas”, explicó Danna a una reportera desde su cama del hospital una tarde reciente, mientras tomaba un descanso de su tableta electrónica en la que se divertía con el video juego infantil ‘Monster Battle‘.

“¿Y no te da miedo?”

“No… porque el miedo solo vive aquí”, responde Danna, agarrando su cabeza entre sus pequeñas manos. “Y yo no tengo miedo”.

Luego se vuelve a distraer con su juego y le pide a su madre que le ayude a leer las instrucciones para la próxima batalla.

Yenny empieza a leer: “Dice: do not open this door (no abras esta puerta)…”

“I opened it (ya la abrí)”, grita Danna, riendo.

“¿Por qué?”, pregunta Yenny.

“Porque ahí están los monstruos y tengo que luchar contra ellos”.

CÓMO AYUDAR

Wish Book trata de ayudar a cientos de familias necesitadas este año. Para donar, pague de manera segura en MiamiHerald.com/wishbook. Para obtener información, llame al 305-376-2906 o envíe un correo electrónico a wishbook@miamiherald.com. (Los artículos más solicitados suelen ser computadoras portátiles y tabletas para la escuela, muebles y camionetas accesibles). Lea más en MiamiHerald.com/wishbook.

Siga Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar y en Facebook: @BrendaMedinaJournalist.
  Comentarios