Deportes

El ecuatoriano Santos se impuso a brazada limpia

Gracias a la natación, el ecuatoriano Julio Santos pudo encaminar su vida. Estudios, profesión y trabajo los consiguió a brazada limpia. Participó en tres Juegos Olímpicos y en uno de ellos conoció a quien ahora es su esposa.

En el mejor momento de su carrera, en el 2001, Santos paró los cronómetros en 22:34 segundos para los 50 metros estilo libre, su especialidad, y llegó a ganar el US Open.

Compitió por Ecuador en Atlanta 1994, Sydney 2000 y Atenas 2004. Su mejor desempeño fue en las piletas australianas en donde llegó a ubicarse entre los 17 mejores.

En el mundial en Fukuoka, en Japón, en el 2001, se clasificó entre los ocho mejores nadadores del mundo.

"Todos mis estudios los hice en Estados Unidos, con becas conseguidas por mis registros en la natación'', comentó Santos. "Así pude graduarme y practicar el deporte que me gusta''.

Nacido en Portoviejo, en 1993 viajó a Estados Unidos a estudiar y pulir su grandes condiciones para la natación.

Se graduó en el Miami Coral Park High School. Estudio en la Florida State University, donde se recibió en Negocios Internacionales y Finanzas.

En el 2005 se retiró de la natación debido a las lesiones.

"Me operaron dos veces en los hombros'', recordó Santos. "La primera, fe-lizmente, tenía una beca completa que me cubría todos los gastos médicos, incluyendo rehabilitación. En la se-gunda, los gastos corrieron por mi cuenta, y no pude completar la terapia''.

Esa segunda operación fue en el 2002, y Santos afirma que nunca se recuperó del todo. A la larga, eso precipitó su retiro de la natación.

Santos comentó que una de las cirugías fue antes de Sydney, lo cual impidió que pudiera cumplir de una manera más destacada en Australia, pues entonces se encontraba en su mejor momento. Cuando ya estuvo más recuperado, en el 2001, compitió en el mundial de Japón y tuvo una gran actuación.

En Sydney, sin embargo, la natación le dio otra de sus grandes satisfacciones. Ahí conoció a Petra Banovic, quien competía en los 200 metros libres por Croacia en esos Juegos, y ahora es su esposa.

"Justamente con mi esposa tenemos una escuela de natación para niños'', comentó Santos. "Contamos con un equipo de profesores que vamos a las casas a enseñar directamente a niños''.

  Comentarios