Deportes

El Heat vive una pesadilla antes de Navidad

CHRIS ANDERSON impone su fuerza para lograr la canasta ante la marca de Filadelfia.
CHRIS ANDERSON impone su fuerza para lograr la canasta ante la marca de Filadelfia. EL Nuevo Herald

Apenas 48 horas antes Juego de Navidad ante los Cavaliers, el Heat recibía a Filadelfia, el peor equipo de la liga, en un partido calificado como "juego trampa".

Y es que a pesar de su record negativo, los 76ers es un equipo joven y veloz, que no juega tan mal, sobre todo ante el equipo de Miami. Y así fue.

En un partido decidido en los minutos finales los Sixers supieron imponerse 91-87 a un desconocido quinteto de Miami en el American Airlines Arena, dejando sumergido en un mar de dudas al equipo antes de recibir a LeBron James y sus Cavs este jueves.

"Ellos están bien dirigidos, ellos juegan rápido y hacen un gran trabajo a la ofensiva", indicó el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. "Son veloces y juegan bien traspasando los carriles".

El quinteto de la Capital del Sol dejó escapar grandes ventajas y al final le costó el juego.

Dwyane Wade volvió a jugar, después de descansar dos juegos por un golpe en la rodilla y fue el mejor de Miami con 23 puntos, para mantenerse entre los 10 primeros tiradores de la NBA esta temporada.

"A pesar de conseguir un buen descanso, todavía tengo algo de la hinchazón", dijo Wade. "Pero ya estoy listo para jugar".

Sin embargo, a Bosh todavía le falta y tuvo que conformarse con ver su sexto partido consecutivo vestido de traje y está en duda para el trascendental duelo con los Cavaliers.

"Bosh está hacienda un poco más, pero no está listo", comentó Spoelstra. "El estuvo tirando hoy y su estatus es día a día. Por suerte no tuvo desgarro, solo fue un tirón".

Por Miami además de Wade destacaron Shawne Williams con 17 puntos y Mario Chalmers con 11.

Mientras por Filadelfia los mejores eran Michael Carter-Williams con 20 puntos, Luc Mbah a Moute con 19, KJ McDaniels con 13 y Robert Covington con 11.

El marcador 57-42 favorable a Miami al término de la primera mitad era un fiel reflejo del dominio de los locales en los primeros dos cuartos, con un Wade en noche de gala con 17 puntos.

El primero, dominado de principio a fin por el Heat, terminó 32-19. Los Sixers anotaron la primera canasta, pero les costó un mundo anotar las siguientes, permitiendo que a la mitad del cuarto Miami estuviese ganando 18-8.

Chalmers entró caliente y con nuevos puntos guió el ataque ante Filadelfia, terminando el parcial con 13 puntos de ventaja.

Con un rally de 7-2, y Norris Cole (siete puntos) al mando, inició el Heat el segundo ampliando así la ventaja a 18. Pero entonces sus jugadores sacaron el pie del acelerador, dejando que los Sixers se le acercaran a ocho. No fue más porque Miami se aplicó en defensa y Wade (11) tomó la batuta para recuperar la ventaja, ganar el cuarto 25-23 y marcharse a descansar con 15 puntos de diferencia.

La segunda mitad fue diferente.

El Heat regresó con el modo ataque apretado y en pocos minutos, apoyado por Williams abrió una brecha de más de 20 puntos. Filadelfia de nuevo se aprovechó del exceso de confianza de su rival para poco a poco ir recortando la diferencia y ganar el tercero 31-21 para ponerse a solo cinco puntos de Miami que seguía arriba 78-73.

El Heat llegó al último cuarto sin fuerzas... y sin puntería. Filadelfia logró darle la vuelta al marcador 84-82 por primera vez en la noche con 5:55 por jugar. Regresaron los pesos pesados, pero nada. La pelota no entró y los Sixers se llevaron el cuarto 18-9 y su cuarta victoria de la temporada.

▪ El delantero de Miami Josh McRobert, a pesar de haber sido operado con éxito (reparandole su menisco rasgado), es muy probable que se pierda el resto de la temporada.

Previendo eso, el Heat solicitó a la liga una excepción para firmar a otro jugador por $2.6 millones en la agencia libre, con la mira puesta en el delantero de poder Josh Smith, que casualmente fue liberado por Detroit el lunes.

  Comentarios