Deportes

Tras dos aplazamientos, cubano Solís tiene nueva fecha para pelear en Europa

ODLANIER SOLIS duranta un entrenamiento en Miami el 15 de octubre del 2013.
ODLANIER SOLIS duranta un entrenamiento en Miami el 15 de octubre del 2013. El Nuevo Herald

Como si estuviera atravesando un campo minado, así ha sido la carrera profesional de Odlanier Solís (22-2, 13 KO) desde que fracasara en su intento de arrebatarle la corona pesada a Wladimir Klitschko en el 2011.

El pesado cubano, que busca una última oportunidad de retar por un título del mundo al menor de los hermanos, Vitali, tiene nueva fecha para enfrentar en una revancha al estadounidense Tony Thompson: 27 de febrero en Budapest, Hungría, como parte de una velada de la companía Arena Box y en la que tendrán lugar cuatro peleas de pesos pesados.

“No ha sido fácil hacer entrar en cordura a Thompson y su campamento, pero lo hemos logrado y la pelea sigue en pie’’, expresó José Pérez, representante de Arena Boxing en este país. “Solís ha tenido un poco de mala suerte por una serie de lesiones, pero creemos que esta jornada de fines de enero será definitiva’’.

Esta es la tercera ocasión que la revancha se programa, pues ambos guerreros debieron subir al ring en la ciudad alemana de Dusseldofr el 18 de octubre y luego el 22 de noviembre, pero no pudo suceder debido a una lesión de Solís en el tobillo.

Se trata de un encuentro de dos que han sufrido el rigor de los Klitschko, pues si Solís perdió en marzo del 2011 contra Vitali –ahora ya en el retiro y dedicado a la política ucraniana- debido a una fractura de rodilla, Thompson cayó en par de ocasiones frente a Wladimir en julio del 2008 y julio del 2012.

El que gane pudiera tener un último chance de asaltar la gloria, el que pierda habrá firmado los primeros papeles de su retiro del deporte, pues muy difícilmente se le tomará en serio para oportunidades de lustre en el futuro.

“Todo va a estar bien, solo que habrá que correr los planes para el 27 de febrero", afirmó Ahmet Oner, presidente de Arena Box. "Seguimos apostando a que nuestro boxeador será campeón mundial más temprano que tarde. No hemos perdido la fe en Odlanier".

El primer enfrentamiento de Solís con Thompson (39-5, 26 KO) dejó una mezcla de decepción y tristeza entre los aficionados que siguen su trayectoria, porque el habanero apenas fue una sombra en lo que a boxeo se refiere ante un hombre de 42 años.

Mucho se especuló sobre cuanto pudo haberle afectado un cambio casi de última hora en su esquina, cuando diferencias dentro del equipo de trabajo hicieron que se fuera del mismo el reconocido entrenador Pedro Luis Díaz.

Por el momento Solís solo se encuentra corriendo, pero en una semana arreciará sus entrenamientos y se espera la designación de un nuevo entrenador, posiblemente también cubano en busca de una armonía y mejor comunicación para evitar una nueva decepción.

Sin embargo, el campeón olímpico de Atenas 2004 asegura que lo peor ha quedado atrás y que no dejará pasar esta última oportunidad.

"Realmente, me siento contrariado por lo sucedido, pues estaba deseoso de vengar esa derrota", expresó Solís. "Pero se está hablando ahora de un encuentro para el 27 de febrero y creo que en ese momento estaré listo’’.

  Comentarios