Deportes

Equipos de las Mayores dispuestos a pagar fuertes multas por prospectos cubanos

Jorge Ebro jebro@elnuevoherald.com

EL PROSPECTO cubano Yoan López, quien se entrena en Dominicana y es agente libre.
EL PROSPECTO cubano Yoan López, quien se entrena en Dominicana y es agente libre.

Luego de la firma de Yasmany Tomás con Arizona, Yoan Moncada, Andy Ibáñez y Yoan López han quedado como los grandes prospectos de la pelota cubana que esperan hacer impacto en el mercado de agentes libres antes del comienzo de la próxima temporada.

López, un lanzador de la Isla de la Juventud que ya había establecido residencia en Haití, acaba de recibir el permiso de la Oficina Adjunta al Departamento del Tesoro para el control de Bienes Extranjeros (OFAC), que le abre el camino hacia las negociaciones con los equipos de Grandes Ligas.

Generalmente, el permiso de la OFAC, más conocido en los ambientes de béisbol cubano como “desbloqueo’’, es el último requisito para poder recibir ofertas, antes de la residencia en un tercer país y la documentación de agencia libre que emite la Oficina del Comisionado de Grandes Ligas.

“Este es un mucho que genuinamente lo tiene todo para triunfar’’, expresó un scout que lo vio lanzar en una demostración en República Dominicana, donde actualmente se encuentra López. “No muchos cubanos lanzan 100 millas por hora y poseen un buen repertorio de envíos. El sí cuenta con el paquete completo’’.

López, de 21 años de edad, trabajó durante tres temporadas con Isla de la Juventud y aunque en su debut durante la 51 Serie Nacional exhibió problemas de control, fue mejorando progresivamente –mostraba 3.12 de efectividad- y parecía que en la número 53 estaba listo para brillar cuando escapó junto a su padre, Rodolfo, a mediados de diciembre del 2013.

Sin embargo, por tener menos de 23 años y no contar con cinco campañas de experiencia en los torneos cubanos, López está sujeto a las restricciones dictadas por el convenio laboral de las Mayores.

Significa que no cumple con los requisitos para ser agente libre con todos los derechos y que los equipos interesados en firmarlo –se habla de los Yankees, los Diamondbacks, los Dodgers y los Padres- tendrían que asumir el fuerte impuesto que corresponde luego de haber rebasado el dinero asignado para la firma de peloteros en el mercado internacional.

“Lo que estamos viendo en el caso de los cubanos es que los equipos están dispuestos a pagar la multa, por fuerte que sea’’, explicó un agente basado en Miami. “Digamos que por Moncada ofrecen $30 millones, pues le terminaría costando al equipo $60 millones en realidad por el costo del salario y la penalidad combinados’’.

Como la mayoría de los conjuntos ya cumplieron o sobrepasaron con los montos asignados –en base al puesto que ocuparon en la contienda previa al momento del período de firmas que comenzó el pasado 12 de julio-, no les quedará otro remedio que abrir la billetera.

En los próximos días se espera que Moncada, un jugador de cuadro de Cienfuegos y la verdadera joya de esta triple corona, e Ibáñez, también infielder de Isla de la Juventud, reciban igualmente el “desbloqueo’’ y que puedan integrarse a conjuntos de las Mayores para el inicio de los campamentos primaverales.

  Comentarios