Deportes

En peligro la temporada de Chris Bosh y del Heat

Chris Bosh durante un juego contra los Bucks de Milwaukee en la American Airlines Arena, el pasado 19 de enero.
Chris Bosh durante un juego contra los Bucks de Milwaukee en la American Airlines Arena, el pasado 19 de enero. / Getty Images

El Heat se preparaba para afrontar una gran segunda vuelta en la temporada regular de la NBA, cuando recibió la peor de las noticias.

Chris Bosh tenía que volver a tomar Xarelto para disolver coágulos de sangre en una pierna.

Al parecer la distensión muscular que presentaba el máximo anotador del Heat, con promedio de 19.1 puntos, derivó en un problema mucho mayor.

Una persona con conocimiento de la situación le dijo a The Associated Press de manera anónima que Bosh ya había comenzado a tomar el anticoagulante con la esperanza de regresar a la cancha esta misma temporada.

Hasta el momento el Heat, inmerso en el proceso de intercambios de la NBA, no ha hecho ninguna declaración al respecto, pero se espera que después del jueves (3 p.m.) cuando cierre el mercado, emita algún comunicado.

Bosh, quien tampoco ha dicho nada sobre esta nueva situación, ya sufrió de coágulos, casualmente alrededor de esta misma fecha el año pasado, aunque en esa ocasión fue mucho más grave, ya que dichos coágulos llegaron hasta los pulmones.

El jugador de Miami, después de perderse 30 juegos, logró ganar la batalla y regresar mucho más fuerte y sin problemas, como le comentó a el Nuevo Herald al inicio de esta temporada.

Pero ahora, no está claro si Bosh podrá volver a jugar esta campaña, lo que si es seguro que no participará en los siguientes juegos de la temporada regular, al encontrarse bajo tratamiento y lo más probable, si regresa, es que lo haga para los playoffs.

Otra fuente reveló que su vida no corre peligro y que quiere estar pronto a la cancha, pero habrá que esperar a los resultados de las pruebas para determinar con exactitud si puede, incluso, volver a jugar.

Bosh se encuentra en el segundo año de un contrato de cinco años por $118 millones garantizados y los médicos indican que el tratamiento tarda unos tres meses.

El Heat comunicó este fin de semana que el jugador de 32 años no iba a participar en el Juego de las Estrellas en Toronto por presentar una distensión en la pantorrilla derecha, pero al parecer el diagnóstico posterior descubrió que la condición era mucho más grave.

Independientemente de si regresa o no, surge la incógnita del por qué al once veces “All Star” le ocurre esto, al no presentar ningún antecedente genético. Bosh podrá competir de nuevo solo si se determina que esto le ocurre de forma episódica .

La temporada de Bosh está en peligro y si el Heat no encuentra de modo urgente un jugador en su posición para afrontar este tramo de la campaña, muy pronto despertará de su sueño de llegar a la final de la NBA.

Por lo pronto lo más importante es que Chris recupere su salud.

Siga a Pedro J. González en Twitter:@PedroJulio59

  Comentarios