Béisbol

Las serpientes del desierto no se muerden la cola y avanzan a la Serie Divisional contra L.A.

ARCHIE BRADLEY recibe el saludo de su equipo tras pegar el triple de dos carreras, a la postre decisivo.
ARCHIE BRADLEY recibe el saludo de su equipo tras pegar el triple de dos carreras, a la postre decisivo. AP

Estas serpientes no son de las que se muerden la cola. Los Diamondbacks tenían guardado el número de los Rockies y no lo revelaron en el Juego de Comodines de la Liga Nacional y ahora harán maletas para salir del desierto y marcharse a Hollywood, a pesar de una resistencia tenaz de los perdedores.

Arizona hizo valedera su etiqueta de favorito para vencer el miércoles en la noche 11-8 a los Rockies y avanzar por primera vez a la Serie Divisional desde el 2012.

Los de Phoenix ganaron 11 de sus 19 desafíos contra Colorado en la contienda recién concluido y los sobrepasaron en producción de carrera con un ritmo de 101-69, gracias a su alto volumen de extrabases.

Gracias a cuadrangulares de Paul Goldschmidt y Daniel Descalzo, los Diamondbacks construyeron una ventaja que por momentos parecía infranqueable, mientras que Zach Greinke, ganador de 17 juegos en la campaña, caminaba los tres primeros capítulos sin muchas dificultades.

Pero los Rockies no se amedrentaron y en la cuarta despertaron de su letargo para pisar la goma en cuatro ocasiones y enviar de manera temprana a Greinke a las duchas, lo que obligó a los locales a hacer cambios que no querían hacer.

El manager Torey Lovullo tuvo que traer a Robbie Ray, a quien tenía proyectado como abridor del primer juego contra los Dodgers, lo que significa que ni Greinke ni él estarán disponibles para la apertura de la Serie Divisional en Los Angeles.

Decididos a no tirar la toalla, los Rockies descontaron una en el séptimo, pero minutos más tarde la respuesta de Arizona no se hizo esperar, y de manera peculiar, pues fue el relevista Archie Bradley el autor de un triple que remolcó dos anotaciones para poner la pizarra 8-5.

Baste decir que Bradley fue el primer hombre que viene del bullpen y pega un triple en toda la historia de postemporada de las Mayores, de modo que la primicia no pudo llegar en mejor momento.

Nolan Arenado disparó un cuadrangular para rebajar una en la ventaja y Trevor Story pondría a Colorado a una del empate ante los envíos del propio Bradley, pero en la novena Arizona ripostó con dos remolcadas por triple de A.J. Pollock y sumó una más con toque de bola.

Y ahora los Diamondbaks se aprestan a enfrentar a un equipo balanceado, lleno de figuras, que ganó 104 partidos -más que nadie- en la temporada regular. La tarea no será nada fácil en la Serie Divisional, pero estos Cascabeles del desierto no creen en nadie.

  Comentarios