Béisbol

Cubano Yuli Gurriel caliente con el bate en octubre

Yulieski Gurriel conecta un doble para los Astros de Houston en el juego 5 contra los Yankees, este miércoles en Nueva York.
Yulieski Gurriel conecta un doble para los Astros de Houston en el juego 5 contra los Yankees, este miércoles en Nueva York. AP

Desbordado con el bate y con una gran flema para conectar en el momento oportuno, Yuli Gurriel no aparenta ser un novato que juega su primera postemporada en Grandes Ligas.

El primera base cubano ha sido un puntal en el ataque de los Astros que este miércoles disputaban el quinto juego ante los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, un playoff que se encontraba empatado a dos triunfos por bando.

Gurriel no ha tenido respeto para los lanzadores rivales en octubre y en ocho encuentros sus números son realmente impresionantes.

El incialista antillano promedia .400 (30-12) y escolta en los principales renglones ofensivos al pequeño gigante venezolano José Altuve que lidera el average con .448.

Con un OBP de .438 y un OPS de 1.004, Gurriel es el segundo impulsor de la novena de Houston empatado con Altuve con cuatro carreras, por detrás de las nueve que van a la cuenta del torpedero boricua Carlos Correa.

Sus 12 indiscutibles lo colocan muy cerca de igualar la marca de más hits conectados por un jugador cubano en postemporada que le pertenece a Bert Campaneris, quien disparó 16 con los Atléticos de Oakland en 1973 y ganó la Serie Mundial frente a los Mets de Nueva York.

Su furor con el bate en estos playoffs comenzó ante los Medias Rojas donde promedió .529 (17-9) y resultó un factor determinante para eliminar 3-1 al club patirrojo en la Serie Divisional. Su pico con el madero llegó entre los juegos tres y cuatro cuando hilvanó seis imparables en forma consecutiva.

Con su labor ante Boston, Gurriel se convirtió en el tercer novato de la historia en conectar al menos ocho sencillos en una Serie Divisional, uniéndose a su compatriota Yasiel Puig (ocho en el 2013) y el japonés Ichiro Suzuki (12 en el 2001).

Frente a los Yankees aplicó la misma medicina en los dos primeros encuentros y ahora es el único jugador en la historia de los Astros que conectó hit en sus primeros seis partidos de postemporada.

Gurriel se fue en blanco por primera vez en el tercer desafío ante los Yankees donde CC Sabathia y el relevo de Nueva York lo anularon en cuatro oportunidades.

En el partido del martes, Gurriel fue el bate más productivo de los Astros al pegar un doble al jardín izquierdo ante el relevista de los Yankees David Robertson que limpió las bases y le dio ventaja 3-0 a su equipo en la sexta entrada.

Luego el bullpen de Houston colapsó y la labor del toletero cubano no pudo impedir que los Yankees ganaran 6-4 e igualaran la serie.

Su temple para definir a la hora buena ya lo había mostrado antes al conectar un incogible al central en el cuarto capítulo que definió el triunfo 2-1 ante los Mulos en el juego inaugural de la Serie de Campeonato.

Con 33 años, Gurriel muestra en octubre un poco más del brillo que lo llevó a promediar .299 con 18 jonrones y 75 remolcadas en la temporada regular, su primera campaña completa en las Mayores.

  Comentarios