Béisbol

Ex lanzador cubano de Grandes Ligas fallece en accidente de tránsito en la isla

Miguel Alfredo González lanza por los Filis en el cuarto inning de un partido contra los Orioles en el entrenamiento de primavera, el 7 de marzo de 2014.
Miguel Alfredo González lanza por los Filis en el cuarto inning de un partido contra los Orioles en el entrenamiento de primavera, el 7 de marzo de 2014. AP

Miguel Alfredo González, quien llegara a jugar Grandes Ligas con los Filis de Filadelfia, falleció el jueves en un accidente de tráfico en La Habana, de acuerdo con fuentes de la isla que confirmaron la noticia.

Tras escapar de Cuba a principios del 2013, el lanzador firmó un pacto de seis temporadas y $48 millones con esa franquicia de las Mayores, pero nunca pudo cumplir su promesa debido a constantes problemas de hombro y codo que pusieron fin a su carrera.

Los Filis mostraron su pesar por la pérdida del serpentinero antillano en su cuenta de Twitter y afirmaron que sus pensamientos y oraciones estaban con la familia de González en este momento difícil.

González finalizó con seis marca de 0-1 y 6.75 en seis actuaciones durante la temporada del 2014 con los Filis, que el 1 de abril del 2016 cortaron lazos con el lanzador, sin recibir nada de su inversión.

Al momento de fallecer, el lanzador de Habana y Artemisa en Series Nacionales, tenía 31 años. Pasará a la historia como el jugador número 185 nacido en Cuba que alcanzó las Grandes Ligas.

González vistió el uniforme del equipo nacional en varios certámenes internacionales, como la Copa Mundial del 2009 en la que terminó con foja de 3-0, y el Mundial 2011, donde ocupó el segundo puesto en la rotación y le ganó un choque al equipo de República Dominicana.

Pero, luego de convertirse en uno de los lanzadores más confiables de Cuba, en la edición 52 de la Serie Nacional comenzó de forma pésima al punto de terminar con efectividad de 10.80 en dos salidas con el conjunto de Artemisa, lo que dio pie a rumores de que se encontraba lesionado o en los preparativos de la malograda fuga en pos del sueño de la pelota profesional.

Según reportes, cuando el lanzador y varios acompañantes se aprestaban a abordar una lancha rápida se apareció una embarcación de tropas guardafronteras que impidió el escape, pero afortunadamente en su segundo intento todo salió de una forma favorable, y una vez establecida la residencia costarricense, González pasaría a Nicaragua.

  Comentarios