Béisbol

Los Marlins de Miami caen ante los Mets en el noveno episodio

El primera base de los Marlins Michael Morse saca a Curtis Granderson de los Mets en el primer inning, el lunes 27 de abril del 2015.
El primera base de los Marlins Michael Morse saca a Curtis Granderson de los Mets en el primer inning, el lunes 27 de abril del 2015. el Nuevo Herald

Pudo ser un efecto residual del adiós a Saltalamacchia o sencillamente no era su noche, pero una pésima actuación de Steve Cishek provocó una victoria 3-1 de los Mets sobre los Marlins, que vieron rota una racha de cinco triunfos.

El taponero de los peces fue víctima el lunes de un jonrón con dos a bordo en la novena de Daniel Murphy, que borró una mínima ventaja lograda en la octava por imparable de Martín Prado ante los envíos de Dillon Gee.

La debacle de Cishek se produjo horas después de que los peces designaran para asignación a Saltalamacchia y le concedieron la titularidad de la receptoría -algo que ya era un hecho- a J.T. Realmuto.

Definitivamente, los Marlins no iban a dejar que los $14.2 millones que se le deben a Saltalamacchia hasta el final de su contrato se convirtieran en un obstáculo tan grande como para detener el paso del club.

“Desafortunadamente, el proyecto con él no funcionó”, comentó Hill, quien informó que los peces ascendieron de las Menores al colombiano Jonathan Solano para que ocupase el puesto de suplente detrás del plato. “Creo que él es el más decepcionado de que no haya funcionado”.

El fracaso de Saltalamacchia detrás del plato es comparable al del taponero Heath Bell, pues la pasada temporada conectó para .222 con 15 errores, la mayor cantidad para un receptor desde el 2003 y esta temporada bateaba para .069 con 12 ponches.

Lo más probable es que Saltalamacchia no sea reclamado por ningún otro equipo de la lista de jugadores disponibles y que termine firmando por la cantidad mínima -prorrateada- de salario en las Mayores.

“Todavía le quedan casi dos años de su pacto, por eso nos tomamos tiempo para decidir”, afirmó Mike Hill, Presidente de Operaciones de Béisbol. “Pero la emergencia de J.T. hizo más fácil tenerle confianza en un pelotero tan joven y atlético. Nuestros lanzadores parecen responderle bien”.

Y como si estuviera escuchando al ejecutivo, Realmuto realizó una jugada que sirve de muestra de su talento en la sexta entrada al fildear un intento de toque de bola de Juan Lagares antes de poner out en la inicial a Curtis Granderson para facturar una doble matanzas.

La jugada de Realmuto resultó, igualmente, botón de muestra dentro de un gran duelo de pitcheo entre Jared Cosart y Gee, quienes mantuvieron una pulseada en el montículo durante siete capítulos en los que no permitieron libertades.

Cosart estuvo soberbio y mereció mejor suerte al admitir dos imparables en ocho completas, mientras Gee se complicó en la octava al permitir la conexión del venezolano Prado.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios