Béisbol

Calero, un pitcher más maduro

EL LANZADOR de los Marlins Kiko Calero el 6 de abril del 
2009 frente a los nacionales de Washington, en Miami.
EL LANZADOR de los Marlins Kiko Calero el 6 de abril del 2009 frente a los nacionales de Washington, en Miami. GETTY IMAGES

Quizás haya sido la comida, quizás el aire tropical de su país, pero Kiko Calero confiesa que fue en Puerto Rico, cuando se reencontró consigo mismo. Ahí, lanzando en la liga boricua, el derecho de los Marlins de Florida recuperó su confianza y se redescubrió como lanzador.

El resultado no puede ser mejor.

Sin incluir la jornada de ayer, Calero era el pitcher con más apariciones en la joven temporada de las Mayores con 15, un logro para alguien que apenas trabajó 4.2 episodios en el 2008 y para quien perdió su estatus de lanzador élite del relevo intermedio debido a una lesión en el hombro.

"Me siento bien. Trabajé fuerte para estar saludable. También estoy bien en la parte mental'', aseguró Calero, cuyas estadísticas avalan su afirmación.

En 13 episodios, el derecho de Santurce ha permitido apenas seis hits con tres anotaciones limpias y ha ponchado a 18. Su efectividad es de 2.08 y su WHIP (hombres que embasa por inning) es de 0.76, el mejor entre todos los serpentineros de los peces y la octava más baja de las Grandes Ligas entre los relevistas con al menos 13 episodios.

El éxito que experimenta actualmente no es un forastero al que jamás le había visto el rostro Calero.

De hecho, en el 2004 fue parte primordial del bullpen de los Cardenales de San Luis, conjunto que avanzó hasta la Serie Mundial. En el 2006, con el uniforme de los Atléticos de Oakland, estableció su marca personal de 58 episodios y 70 apariciones, números, que pudieran quedar atrás de acuerdo a la proyección que lleva -81 innings y 93 partidos.

"Es algo que no pienso ahora. Esas cosas pueden cambiar. Lo más importante es que estoy saludable'', apuntó Calero, quien aseguró que hoy en día se considera un mejor lanzador que hace algunos años atrás.

"Tengo más madurez como pitcher", analizó.

Su contribución no ha pasado por la mesa por el cuerpo técnico de los peces, que lo firmaron como agente libre antes de los entrenamientos primaverales.

"Ha sido una pieza invalorable para el equipo'', dijo el mánager Fredi González.

"Yo creo que en el año pasado ya el hombro estaba recuperado, pero no tenía la confianza ni la seguridad. Eso lo agarré lanzando en Puerto Rico cuando me di cuenta de que estaba listo para competir otra vez en Grandes Ligas'', enfatizó.

  Comentarios