Béisbol

A punto de perderlo todo, pelotero cubano da un giro enorme a su carrera

EL LANZADOR Yoanys Quiala, jugador de ligas menores, en el Tropical Park el martes, 24 de enero del 2018.
EL LANZADOR Yoanys Quiala, jugador de ligas menores, en el Tropical Park el martes, 24 de enero del 2018.

Si el 2016 fue el año de las dudas y el 2017 resultó el de la recuperación, Yoanys Quiala espera que esta primavera del 2018 le abra la puerta de los flamantes campeones de la Serie Mundial y haga realidad un sueño que abrigaba desde hace mucho tiempo.

El cubano es el ejemplo clásico del prospecto que choca con muchos problemas antes de darle un vuelco a su situación, el del pitcher que pasa de ser un lanzallamas sin sentido a un lanzador pulido e inteligente, como lo demuestra su efectividad de 5.10 hace dos temporadas y la de 2.86 en la contienda previa.

No han sido poco los elogios cosechados por este prospecto de 24 años oriundo de Mayarí, que con solo una Serie Nacional de experiencia se lanzó una noche al mar sin imaginar que los reyes del béisbol iban a poner su vista en él.

Tras un año de ascenso, ¿que esperas esta temporada?

"Con todos los entrenamientos y preparaciones que estoy haciendo, espero empezar en Doble A o Triple A y tratar de continuar por este camino de avance para ver si nos acercamos a los Astros''.

El lanzador cubano Yoanis Quiala asciende rápidamente por el sistema de los Astros de Houston, al darle un vuelco favorable a su carrera en las ligas menores.

¿Cómo has notado ese proceso de crecimiento del primer día hasta hoy?

"Imagínate, ha sido algo grandísimo, porque cuando yo llegué a los Astros solo sabía tirar duro y ahora tengo cinco lanzamientos distintos que, gracias a Dios los tiro en strike. Ese fue el primer gran resultado''.

¿Qué te golpeó más en ese proceso de aprender a lanzar?

"La slider. Me demoré mucho en dominarla y todavía encuentro que es muy difícil de controlar. Imagínate, al principio en Clase A tiraba 95, 96 y 97 millas por hora y no podía sacar outs, mi promedio de carreras en 5.00''.

¿Cómo resolviste el problema?

"Trabajando todos los días, tirando la slider una y otra vez, hasta no tenerle miedo, y con Lázaro [Collazo, reconocido entrenador de pitcheo en Miami] aquí, que fue quien me enseñó a tirar la curva con una bola de softbol''.


Esos Astros campeones son muy completos, ¿esperas llegar este 2018?

"A mí me están preparando para abrir y relevar, como todo prospecto espera entrar como relevista y luego ganarme el puesto en la rotación. Sé que no será nada fácil, pero siento que puedo ser parte del equipo''.

Entonces, ¿sientes que ese momento está cerca?

"Aquel en este deporte que no sienta que está cerca, mejor que no haga nada. Siento que tengo un pie adentro. Dios me ha dado la bendición de estar en esta posición. Ahora queda de mi parte llegar''.

Y el equipo, ¿qué te dice?

"Están muy contentos, cuando comencé yo estaba un poco regado con algunas indisciplinas por problemas personales, cosas que me sucedieron, pero este 2017 me he enfocado en la meta, he puesto el trabajo duro y ellos lo han notado en mis números y mi actitud. Mi vida ha cambiado en todo sentido y para bien''.

Miles de aficionados acudieron al parque de La Pequeña Habana para conocer a los nuevos peloteros que llegaron a cambio de las estrellas.

  Comentarios