Béisbol

Un suplente se convierte en el héroe en la victoria de los Marlins

Jeff Mathis dispara un sencillo impulsor en el octavo inning, en el triunfo de los Marlins contra los Mets, el lunes en Nueva York.
Jeff Mathis dispara un sencillo impulsor en el octavo inning, en el triunfo de los Marlins contra los Mets, el lunes en Nueva York. AP

Los Marlins tuvieron un héroe improbable en Jeff Mathis en otra victoria viniendo de atrás.

El receptor suplente de los peces pegó un hit que rompió un empate a cinco carreras para que su equipo venciera el lunes en la noche 6-5 a unos Mets que batallan con los de Miami por la tercera plaza del Este de la Nacional.

Mathis capitalizó una octava entrada en la que los Marlins anotaron tres carreras, aprovechando una debacle del bullpen de los neoyorquinos que abrió la puerta del éxito en una jornada en la cual Jacob deGrom, incluso, igualó una marca histórica en Grandes Ligas.

El partido comenzó con tremendas actuaciones de deGrom y Jaret Cozart en la lomita, pero ninguno se llevó la victoria.

Cuando más dominante parecía deGrom con el choque 2-0 a su favor, Yordany Valdespín le clavó una daga a su antiguo equipo al empatar el choque en la séptima entrada con un sencillo que picó entre los jardineros central e izquierdo.

Hasta ese momento el muchacho de los Mets había lanzado como un verdadero candidato al premio de Novato del Año, manteniendo a los peces en un puño en ruta hacía una posible victoria.

Reed Johnson, en calidad de emergente por Cosart, se encargaría de poner delante a los Marlins con elevado de sacrificio que pondría un alto en las aspiraciones de deGrom y de los Mets en general.

A pesar de todo, deGrom se encargaría de hacer historia al abrir el choque con ocho ponches consecutivos, igualando una marca para inicio de partido en la era moderna del béisbol que estaba en poder de Jim Deshaies, quien lo logró con los Astros de Houston en la temporada de 1985.

Como si fuera poco, deGrom destrozó su propio récord de más ponches en un encuentro al abanicar a 13 en siete capítulos de actuación en los cuales sostuvo un duelo de altura con Cosart.

Sin duda, el mejor lanzador de los Marlins desde que llegara procedente de Houston a fines de julio, el derecho volvió a tener otra noche excelente en seis entradas de dos carreras y seis hits.

Los Mets le marcaron las dos carreras en el episodio inicial por un doble de Wilmer Flores, pero tras ese problema el chico se asentó en el montículo y mantuvo la pulseada con deGrom, dándole oportunidad a su equipo a igualar y tomar la delantera.

La ventaja de los Marlins no dudaría mucho, pues en la parte baja de la séptima Daniel Murphy disparó un doble- combinado con un error de Casey McGehee y una debacle del bullpen de los visitantes- que empató las acciones 3-3 y luego Travis D’Arnaud pegó un batazo de idénticas consecuencias para poner la pizarra 4-3.

Ni Mike Dunn ni AJ Ramos pudieron detener a los Mets, que facturaron la quinta por carrera forzada, pero el relevo de los casa también enfrentó problemas en el octavo cuando Jeurys Familia aceptó en el octavo un hit de Adeiny Hechavarría que igualó el choque 5-5 y dejó todo listo para el hit salvador de Mathis.

  Comentarios