Béisbol

Debuta otro pelotero cubano en las Grandes Ligas

EL CUBANO Rusney Castillo (der.) saluda a sus compatriotas Euclídes Rojas, coach de bullpen de los Piratas, y a Yoenis Céspedes, antes de su debut el miércoles con los Medias Rojas, en Pittsburgh.
EL CUBANO Rusney Castillo (der.) saluda a sus compatriotas Euclídes Rojas, coach de bullpen de los Piratas, y a Yoenis Céspedes, antes de su debut el miércoles con los Medias Rojas, en Pittsburgh. AP

La marea alta de peloteros cubanos en Grandes Ligas continúa su ciclo y Rusney Castillo es el responsable por ahora de que no se retrase.

Castillo debutó este miércoles con los Medias Rojas de Boston y compiló de 4-1 en la derrota de su equipo 9-1 ante los Piratas de Pittsburgh.

El jardinero antillano, quien firmó un contrato por siete años y $72.5 millones con Boston el pasado mes de agosto, debutó en la pradera central y en el séptimo puesto de una alineación donde compartió honores con su compatriota Yoenis Céspedes, quien llegó a Boston procedente de Oakland el pasado mes de junio.

En su primera vez al bate, ante el dominicano Francisco Liriano, conectó un machucón lento y fue retirado del catcher al inicialista en el segundo episodio.

Dos innings después se apuntó un sencillo por la intermedia y en el séptimo falló en elevado al jardín central.

En el noveno volvió a fallar en roletazo el torpedero.

Antes del partido ante los Piratas este miércoles, el jugador natural de Ciego de Avila en Cuba insistió que no sentía presión para producir el tipo de impacto inmediato que tuvieron en las Mayores sus compatriotas Yasiel Puig y José Abreu, con los Dodgers de Los Angeles y los Medias Blancas de Chicago.

“No va a afectar la forma en que voy a afrontar el partido’’, expresó Castillo a través de un traductor. “Es obvio que admiro a esos peloteros y respeto el éxito que han tenido aquí. Yo no voy a usarlos como un barómetro para la medida de mi éxito’’.

Con 27 años, Castillo llegó bien temprano al PNC Park de Pittsburgh después de jugar la noche anterior el partido de campeonato de la Triple A con el conjunto de Pawtucket que cayó 4-2 ante la novena de Omaha.

En ese encuentro conectó de 4-1 y disparó su primer jonrón como profesional.

Castillo pasó las últimas tres semanas jugando en las Ligas Menores y en su periplo por el sistema de granja de Boston se fue de 41-12 (291) en 11 partidos con cuatro dobles, cinco remolcadas, siete anotadas, cinco boletos, dos bases robadas y nueve ponches.

Compiló de 5-1 en la liga de novatos de la Costa del Golfo; de 14-5 en Doble A con los Portland Sea Dogs y de 22-6 con los Pawtucket PawSox.

Con su debut con los Medias Rojas, Castillo se convirtió en el pelotero 186 nacido en Cuba que juega en Grandes Ligas.

En el 2014 nueve jugadores de la isla han debutado en la Gran Carpa.

Abreu y Adrián Nieto lo hicieron con los Medias Blancas; Erisbel Arruebarrena y Alexander Guerrero con los Dodgers de Los Angeles, así como Roenis Elías (Marineros de Seattle), Odrisamer Despaigne (Padres de San Diego), Jorge Soler (Cachorros de Chicago), Miguel Alfredo González (Filis de Filadelfia y Rusney Castillo (Medias Rojas).

  Comentarios