Béisbol

Una mini tormenta abre las puertas para el debut en las Mayores de joven lanzador cubano

El joven pitcher cubano Cionel Pérez lanza por los Astros en el octavo episodio del partido ante los Atléticos, el 11 de julio de 2018.
El joven pitcher cubano Cionel Pérez lanza por los Astros en el octavo episodio del partido ante los Atléticos, el 11 de julio de 2018. AP

Y ahora sí debutó Cionel Pérez. Llamado por el los Astros sobre el mediodía del miércoles, el cubano lanzó su primera bola en Grandes Ligas en la octava entrada de la derrota 8-3 a manos de los Atléticos, un juego que para el chico será inolvidable.

Esta es la segunda vez que el lanzador de 22 años viste el uniforme de los campeones de la Serie Mundial, cuando fue llamado hace unos días para ayudar al club mientras Carlos Correa iba a la lista de inhabilitados y Yuliesky Gurriel se ausentaba para estar con su familia durante el nacimiento de su hijo.

En algún momento se le vio calentando al cubano en el bullpen y a punto estuvo de intervenir en un juego de la serie contra los Rays, pero finalmente regresó al Corpus Christi sin poder sacar un out en las Mayores.

Ahora su nombre está en la lista histórica de cubanos que han pasado por la mejor pelota del mundo y a los 22 años y con un talento enorme tiene el mundo en sus manos para escribir su propia historia.

En 1.2 entradas de actuación, el prospecto antillano permitió dos imparables y una carrera, concedió dos pasaportes y ponchó a dos hombres de Oakland.

En esta segunda ocasión, la llegada de Pérez se produjo en medio de una mini tormenta dentro de Houston, tras la implosión del pitcher Ken Giles, quien fue perdiendo relevancia dentro del club y cada vez menos podía controlar sus emociones.

Cuando el manager A.J. Hinsch fue a sacarlo de un partido el martes en la noche, tal pareció que Giles maldijo con la palabra "F…'' a su dirigente, lo que supuestamente fue la gota que colmó la paciencia de los reyes de las Grandes Ligas.

Los Astros bajaron a Giles al Fresno de Triple AAA y volvieron a llamar a Pérez, quien en esta temporada en las Menores ha sido espectacular con balance de 6-1 y 1.98 de promedio de carreras limpias, con 86 ponches y 22 boletos.


Desde que saliera de Cuba en mayo del 2015, siempre se comentó en los corrillos del béisbol que Pérez contaba con las herramientas necesarias para seducir a los evaluadores de talento y firmar por un buen monto.

El joven brilló brevemente a los 19 años con la escuadra de Matanzas y en la Serie Nacional 2014-15 terminó con un excelente promedio de carreras limpias de 2.06 en 17 aperturas con 75 ponches.

  Comentarios