Béisbol

¿Cuánto querían los Marlins a este pelotero? Muy poco, al punto de enviar dinero por él en vez de recibirlo

JUSTIN BOUR completa un out en la inicial el 13 de julio del 2018 en Miami.
JUSTIN BOUR completa un out en la inicial el 13 de julio del 2018 en Miami. adiaz@miamiherald.com

Estoico e impenetrable, Justin Bour deja ver una grieta de sentimientos cuando ve a Clark Spencer de The Miami Herald. Entonces se abalanza sobre el veterano reportero y le grita: “ven, dame un abrazo, realmente lo necesito’‘.

Pero cuando ve venir al resto de la manada de periodistas recupera su compostura y vuelve a ser el mismo Bour de siempre, al menos el que conocieron los Marlins de Miami durante los últimos cinco años.

¿O realmente lo conocieron?

Bour, que este viernes fue enviado a Filadelfia a cambio del lanzador McKenzie Mills, resultó en ese quinquenio una especie de enigma, que desde algún tiempo dejó de formar del plan de futuro de los nuevos propietarios.

“Siempre les estaré agradecido a los Marlins, porque ellos me dieron la oportunidad de llegar a Grandes Ligas’‘, apuntó Bour justo antes de partir del parque de La Pequeña Habana. “Aquí pasé momentos inolvidables. Me los llevaré conmigo a donde quiera que vaya’‘.

Bajo la conducción del director ejecutivo Derek Jeter, los peces se han embarcado en un nuevo curso de acción para renovarse casi por completo y encontrar peloteros más jóvenes, atléticos y baratos. Bour no llenaba ese perfil.

Si en la temporada pasada Bour implantó marcar personales con 25 jonrones, 83 impulsadas y un promedio de .289; en la actual sus números se han desplomado al punto que de batear para .227.

Mucho de ello lo explicaría el hecho de que en el 2017 Bour era una pieza más dentro de una sólida alineación donde campeaban por su respeto Giancarlo Stanton, Marcell Ozuna y Christian Yelich. Era lógico que viera mejores lanzamientos, que los pitchers prefirieran arriesgar más con él que con los otros bateadores.

Ahora, sin protección alguna se echa a ver la diferencia.

A pesar de todo, sus 19 cuadrangulares y su OPS de .759 interesaron a los Filis, así como su promedio de .304 contra los Bravos, un conjunto al que le verán la cara en siete de sus últimos 11 juegos antes de que finalice la temporada en cerrada lucha por el banderín de la División Este.

Más allá de todo esto, ¿cuánto querían realmente los Marlins a Bour?

“Esta temporada estaba algo distante del club, y apenas terminaban los juegos se iba’‘, apreció una fuente del club. “Un día venía y te abrazaba, y al otro era insoportable. Su mente parecía estar en otra parte’‘.

De cierta manera, los peces intuían que el valor de Bour en el mercado de invierno se iba a reducir notablemente. Un pelotero de poder, pero sin tacto ni velocidad, un defensor promedio y un compañero de clubhouse lejano.

Con Bour era ahora o nunca.

“Justin Bour fue un gran Marlins, un hombre que vino por la Regla 5ta del Draft y se ganó el puesto’‘, expresó el Presidente de Operaciones de Béisbol, Mike Hill. “Pero no podíamos dejar pasar la oportunidad de mejorar a nuestro club’‘.

¿Cuándo se ha visto que los Marlins envíen dinero junto a un pelotero en un canje? Ahí está la respuesta de cuánto lo querían. Y por eso, tras conversar con los periodistas, Bour se fue de lo más contento de Miami.

  Comentarios