Béisbol

Pelotero cubano en busca de otra proeza en Grandes Ligas

José Abreu  acumula 22 jonrones y 76 impulsadas en esta temporada con los Medias Blancas de Chicago.
José Abreu acumula 22 jonrones y 76 impulsadas en esta temporada con los Medias Blancas de Chicago. AP

Cuando restan seis semanas para finalizar la temporada el cubano José Abreu sigue en la batalla por superar los 25 jonrones y las 100 carreras impulsadas por quinta vez consecutiva desde su debut el 31 de marzo del 2014 con los Medias Blancas de Chicago.

En el 2017, el cienfueguero se convirtió en el tercer pelotero de la historia en superar las 100 remolcadas y los 25 cuadrangulares en las primeras cuatro campañas de Grandes Ligas. Los otros dos fueron el dominicano Albert Pujols (2001-10) y el estadounidense Joe DiMaggio (1936-41).

Hasta los partidos del lunes el antillano acumula 22 jonrones y 76 impulsadas. Superar los 25 bambinazos no será dificil, pues sólo necesita tres. Para llegar a 100 remolcadas debe tener un final explosivo con su bate al faltarle 24 cuando a su equipo le restan 39 juegos por celebrar.

Todos conocemos que por diversas razones el torneo nacional en la isla sigue su paso decadente. Pero en lo individual, sus peloteros siguen demostrando en Grandes Ligas el enorme talento que poseen.

Cuando mencionamos los nombres de cubanos que han brillado en Grandes Ligas procedentes de las Series Nacionales no podemos olvidar a los hermanos Orlando y Liván Hernández, éste último al acumular 178 victorias y el primero por sus actuaciones estelares en juegos de postemporada con cuatro anillos de Series Mundiales.

Imposible dejar de mencionar al torpedero Rey Ordóñez, ganador de tres premios Guantes de Oro en la Liga Nacional y uno de los mejores defensores de Grandes Ligas. Una lesión sufrida evitó que el habanero pudiera seguir deleitando a la afición con su maravilloso guante.

Tampoco podemos olvidar al difunto Joseíto Fernández, uno de los mejores lanzadores de ambos circuitos en sus cuatro temporadas. El fatídico accidente que cubrió de luto a su familia y al béisbol detuvo la labor fantástica del serpentinero derecho cuando solo tenía 24 años de edad.

Otros jugadores que también tuvieron actuaciones destacadas en Grandes Ligas fueron Alexei Ramírez, José Ariel Contreras, Yunel Escobar, Rolando Arrojo y René Arocha.

En estos momentos se destacan Aroldis Chapman, Yasiel Puig, José Iglesias, Adeiny Hechavarría, Yuli Gurriel, Yasmani Grandal, Kendrys Morales y Alednys Diaz, entre otros. Sin olvidar a los lesionados Yoenis Céspedes, Leonys Martin y otro grupo de jóvenes que buscan despuntar en esta fuerte pelota.

En el caso de Abreu debemos asegurar que hasta el presente es el pelotero cubano proveniente de Series Nacionales con mejor consistencia en Grandes Ligas.

En su primera temporada ganó el premio de Novato del Año, una distinción sólo lograda por otros tres cubanos: Tony Oliva (1964), José Canseco (1986) y José Fernández (2013).

Abreu ha participado en dos Juegos de Estrellas, el primero en su debut en 2014 y en este 2018 cuando fue el inicialista abridor de la Liga Americana.

Los números de Abreu hablan por él. En el 2014 terminó con 36 jonrones, 107 impulsadas y .317 de promedio. En 2015, dio 30 cuadrangulares, remolcó 101 y su promedio fue de .290. En su tercera campaña sumó 25 batazos de cuatro esquinas con 100 remolcadas y .293 de average. En el 2017 alcanzó los 33 bambinazos con 102 remolcadas y .304 de promedio

Abreu promedia por temporada 32 jonrones, 107 remolcadas, 188 imparables, embasamiento de .354, .519 de slugging y promedio de .296. Cuando repasamos la historia podemos asegurar que su labor ofensiva sólo es superada por otras cinco leyendas cubanas de Grandes Ligas: Tany Pérez, Orestes Miñoso, Tony Oliva, José Canseco y Rafael Palmeiro.

Además de ingresar en el 2017 en un grupo selecto de tres peloteros con 100 remolcadas y 25 jonrones en sus primeras cuatro temporadas, Abreu también se convirtió en el quinto con 100 fletadas junto a DiMaggio (1936-42), Pujols (2001-10), Al Simmons (1924-34) y Ted Williams (1939-42).

Nadie puede asegurar que Abreu podrá llegar a las 100 impulsadas en la presente temporada y seguir ubicando su nombre al lado de figuras inmortales del deporte de las bolas y los strikes, pues necesita remolcar otras 24 carreras hacia el plato en 39 juegos.

Labor difícil, pero no imposible para un bateador del calibre del cienfueguero.

  Comentarios