Béisbol

Mr. Smith vive un abril de lujo con los Marlins. Castro impide que se malgaste su gran faena

Don Mattingly critica a los árbitros en juego de Marlins contra los Mets (INGLÉS)

Nueva York se lanzó como una jauría hambrienta al marcar cuatro en la novena para derrotar el lunes en la noche 7-3 a Miami, que volvió a disfrutar de una buena actuación de un abridor, esta vez Caleb Smith. (En Inglés)
Up Next
Nueva York se lanzó como una jauría hambrienta al marcar cuatro en la novena para derrotar el lunes en la noche 7-3 a Miami, que volvió a disfrutar de una buena actuación de un abridor, esta vez Caleb Smith. (En Inglés)

Los habrá mejores, pero Caleb Smith ha disfrutado de un mes de abril tan bueno como el de los lanzadores más dominantes de Grandes Ligas. En cualquier discusión debe estar el zurdo de los Marlins y para botón de muestra el juego del jueves en Filadelfia.

Menos mal que Starlin Castro tomó nota y con un cuadrangular de dos carreras en la 10ma entrada guió a los peces a un triunfo 3-1 que impidió la pérdida de la tremenda actuación del zurdo.

No solo Smith llegó a seis entradas de faena por cuarta ocasión en fila, sino que fue su tercera consecutiva en que mantiene a la alineación contraria en una o cero carreras, esta vez con ocho ponches, un pasaporte y tres imparables.

Y que alineación, porque sacar de paso a Bryce Harper, Andrew McCutchen, Rhys Hoskins, JT Realmuto y Maikel Franco una y otra vez puede parecer una tarea imposible. Sin embargo, la mezcla de envíos del zurdo de Miami fue casi perfecta, excepto una bola que aprovechó Sean Rodríguez en el segundo para sacarla del parque.

Fuera de eso, Caleb lució inmenso, como lo ha hecho en todo este inicio de temporada al elevar su porcentaje de ponches de un 27 en la contienda anterior a un 33 en esta, obligando más a los contrarios a batear por el suelo y con menos fuerza en el contacto.

Habrá que recordar que Smith lanzó una joya de un solitario imparable el 13 de abril contra Filadelfia, de modo que esto no es obra de la casualidad. Se trata de una realidad, de uno de los pocos puntos luminoso de los peces, en este caso del pitcheo abridor.

Smith no ha realizado muchos cambios a su repertorio, pero ahora usa menos la recta de cuatro costuras, dándole más protagonismo a sus dos armas secundarias: el slider y el cambio, quizá lo que explica la mayor cantidad de ponches, 37 en 31 entradas de labor.

Del otro lado, estaba otro de los lanzadores jóvenes más sobresalientes de su generación, Aaron Nola, quien caminó 6.2 episodios de siete imparables y una carrera producto de un sencillo de Martín Prado en la tercera.

Los peces tuvieron un chance de irse arriba en la octava cuando Isaac Galloway conectó hit al jardín izquierdo, pero Miguel Rojas fue puesto out en la goma con tiro perfecto de Nick Williams a la mascota de Realmuto.

Afortunadamente, el gran momento de Castro en la 10ma con Neil Walker a bordo permitirá contemplar la obra de Smith con una luz diferente y mejorada.

  Comentarios