Béisbol

Los Mets se apoyan en su pitcheo para ganar la serie en Miami

El pitcheo de los Mets, con Noah Syndergaard (en la foto) el sábado y Jacob DeGrom el domingo, maniató por completo la ofensiva de los Marlins.
El pitcheo de los Mets, con Noah Syndergaard (en la foto) el sábado y Jacob DeGrom el domingo, maniató por completo la ofensiva de los Marlins. AP

Buen pitcheo del abridor Jacob DeGrom con ofensiva de Robinson Canó y Jeff McNeil, unido a una mala defensa mental y en tiro de los Marlins, guiaron la victoria de los Mets de Nueva York 6-2 para ganar la serie 2-1 el domingo ante 14,780 aficionados y 443 perros en el estadio de Miami.

Los visitantes abrieron el marcador bien temprano cuando al primer envío del juego del serpentinero de los Marlins Sandy Alcantara, el hombre proa de los Mets Jeff McNeil le disparó un cuadrangular por el bosque derecho.

Los locales igualaron el marcador en la segunda ante Jacob DeGrom por sencillo de Starlin Castro, pasaportes a Curtis Granderson y Bryan Holaday, unido a un sencillo del venezolano Miguel Rojas.

En el cuarto episodio los Mets sumaron dos carreras por imparable de Canó, boleto al venezolano Wilson Ramos y sencillo por el cuadro de Todd Frazier que llenaron las bases. En esta situación, el cubano Adeiny Hechavarría roleteó por el campocorto y Rojas después de fildear no tiró al plato ni tampoco intentó doblar la jugada por segunda sacando sólo el out de primera para que anotara el de tercera. Alcantara le dio boleto al pitcher DeGrom para volver a llenar las bases y Michael Conforto dio incogible por la intermedia para impulsar la segunda y poner la pizarra 3-1.

Miami amenazó en la quinta por sencillos consecutivos de Rojas y Neil Walker, pero DeGrom se creció ponchando al tercer bate Garrett Cooper y obligando a Brian Anderson a conectar para doblematanza de segunda, a torpedero, a primera.

En la sexta los visitantes agregaron una por sencillos de Hechavarría y el emergente Luis Guillorme, entonces McNeil pegó roletazo por primera y Cooper tiró mal a segunda permitiendo anotar a Adeiny desde la antesala.

Los Mets sentenciaron la victoria en la séptima y octava entradas. Primero cuando Canó conectó un cuadrangular (6) de línea por el bosque derecho ante el relevista venezolano Elieser Hernández y luego frente al zurdo Wei Yin Chen por doblete de Amed Rosario, pelotazo a McNeil, sacrificio de Conforto y elevado al central de Pete Alonso que remolcó la sexta para Nueva York.

En la parte baja de la séptima los Marlins llenaron las bases ante el relevista dominicano Jeurys Familia por sencillo de Rojas con pasaportes consecutivos a Walker y Cooper. El piloto de los Mets sacó a Familia de la lomita para traer al derecho Seth Lugo que ponchó a Brian Anderson y dominó a Castro de torpedero a la inicial.

La octava y la novena por los Mets la tiró Robert Gsellman que toleró una anotación en el último episodio por jonrón solitario de Cooper (10). El lanzador ganador fue Jacob DeGrom (5-7-3.21) que en cinco entradas toleró una carrera y ponchó a seis bateadores, mientras que la derrota la cargó Sandy Alcantara (4-9-3.94) con cuatro carreras toleradas en seis episodios.

Los Marlins inician una serie de tres juegos en Miami a partir del martes 16 de julio (7:10 p.m.) ante los Padres de San Diego con Jordan Yamamoto en la lomita por los locales (3-0-1.24). Después viajan a Los Angeles donde jugarán dos partidos ante el líder de la Liga Nacional, los Dodgers.

NOTA: Los Marlins siguen ocupando el sótano de la División Este de la Liga Nacional y es el equipo con menos victorias en el viejo circuito (34). Entre las 30 novenas de Grandes Ligas sólo Detroit, Baltimore y Kansas City en la Liga Americana tienen menos triunfos que Miami.

Esta pésima labor de Miami tiene su razón, y se encuentra en su ofensiva. Cuando analizamos las estadísticas vemos que es el peor equipo de los 15 de la Liga Nacional en jonrones (72), carreras impulsadas (315), anotadas (324), pasaportes (218), slugging (.359) y OPS (.656). A la vez, ocupa el lugar 14 en embasamiento (.297) y bases robadas (25).

Y en el béisbol, si no se anotan carreras no se puede aspirar a ocupar un puesto decoroso en la tabla de posiciones.

El pitcheo de Miami cuenta con figuras jóvenes de talento. Colectivamente trabaja para una efectividad de 4.27, ocupando el séptimo puesto de la Liga Nacional y el 13 entre las 30 novenas de ambos circuitos. A la vez, es el tercer mejor cuerpo de lanzadores de la Nacional en promedio permitido a los bateadores rivales (.243), el cuarto en menos imparables aceptados (744), el tercero en menos jonrones tolerados (111) y el séptimo en WHIP (1.33)

Defensivamente, los Marlins también han realizado una buena labor al ser el tercer elenco de la Nacional con mejor promedio defensivo (.985) y menos errores cometidos (48), siendo el quinto en doblematanzas realizadas (83).

  Comentarios