Béisbol

Hechavarría y Acuña vuelven a combinarse para colocar a los Marlins en récords negativos

El torpedero cubano de los Bravos Adeiny Hechavarría batea un hit en el segundo inning del partido ante los Marlins, celebrado el 22 de agosto de 2019 en Atlanta.
El torpedero cubano de los Bravos Adeiny Hechavarría batea un hit en el segundo inning del partido ante los Marlins, celebrado el 22 de agosto de 2019 en Atlanta. Foto: AP

Otra vez Adeiny Hechavarría lo comenzó todo. Y Ronald Acuña lo terminó. El cubano y el venezolano volvieron a ser los héroes de Atlanta que le infligió una derrota a Miami que tendrá consecuencias en los libros de récords, y de las negativas.

Hechavarría pegó doble y anotó la carrera del triunfo impulsado por Acuña Jr. en la novena entrada para dejar tendidos en el campo a los peces en una choque que finalizó 3-2 en el SunTrust Stadium de Atlanta.

A cinco outs de la victoria, Freddie Freeman le sacó una bola bien abajo de la zona de strike al relevista Ryne Stanek que silenció el clubhouse de los Marlins en la parte baja de la octava entrada al igualar un encuentro que hasta ese momento iba 2-1 a favor de los peces.

Stanek también fue víctima de la remontada de los Bravos que aumentó a seis la cadena de fracasos de los peces, pero eso no es nada comparado con la racha de 12 derrotas en calidad de visitante -igualaron un récord de la franquicia-, pues antes del encuentro habían perdido 11 partidos consecutivos fuera de casa desde el 3 de agosto en Tampa Bay.

De la misma manera, los Marlins vieron como se consumaba la barrida número 26 de los Bravos en la historia particular de ambos conjuntos, y la 19na en una serie de tres juegos.

Sandy Alcántara, el abridor de Miami, lanzó una gran pelota luego de haber permitido una solitaria carrera impulsada por el cubano Hechavarría, uno de los héroes de la noche previa.

El dominicano salió a retar a los bateadores de Atlanta desde bien temprano y les permitió solo tres imparables, con dos pasaportes y siete ponches en siete entradas, mientras que esa carrera resultó sucia por un error de Jon Berti.

Lo de Acuña Jr., sin duda, es un ensañamiento con los peces, pues con la del noveno sumó su impulsada número 18 contra la novena marina, además de haberles pegado 10 cuadrangulares y batearles para .321 en lo que va del 2019.

Menos mal que Miami no verá más a Atlanta, hasta la próxima contienda.

  Comentarios