Béisbol

Dos prospectos de los Marlins se van al invierno a vestir el uniforme de los Criollos

Un poco de béisbol invernal no le hace mal a nadie y menos a los peloteros de los Marlins. El equipo estableció una relación de trabajo con los Criollos de Caguas en Puerto Rico y al menos dos sus prospectos participarán en el circuito profesional de la Isla del Encanto.

Los propios Criolllos se encargaron de anunciar la presencia de Monte Harrison y Jazz Chisholm, dos promesas que deben ser parte del futuro de la organización por su proyección y desarrollo en la granja de Miami.

“Estoy muy contento de tener a dos de los mejores prospectos de los Miami Marlins y por el acuerdo que pudimos llegar con la organización’’, expresó Edwards Guzmán, gerente general de la franquicia boricua. “Agradezco también la disponibilidad de Michael Hill, presidente de operaciones de béisbol de los Marlins y confianza de enviarlos a participar en el invierno con los Criollos’’.

Harrison es un jardinero con poder que venía con un paso tremendo en la temporada de Menores, pero que perdió mucho tiempo de juego debido a lesiones que retrasaron su progreso.

A pesar de todo, el fornido guardabosques finalizó con una línea ofensiva de .270/.351/.441 y un OPS de .792 con nueve cuadrangulares y 24 remolcadas en apenas 58 encuentros entre Clase A Avanzada y Triple A.

Los peces esperan que la estancia en Puerto Rico ayude a Harrison, de 24 años, a mejorar su mecánica de bateo y establecer una mejor disciplina en el plato para que pueda competir por un puesto en los jardines la próxima primavera.

Con el experimento fallido de Lewis Brinson, los Marlins le darán una mirada más profunda a Harrison en el spring training, pero su estancia en un béisbol diferente deberá ayudarlo bastante.

Un poco más atrás de Harrison se encuentra Chisholm, un defensor del campocorto que sería el sustituto de Miguel Rojas idealmente en un par de temporadas, cuando se cumpla la extensión del contrato ofrecida al venezolano a fines del 2019.

El bahamés llegó a Miami como parte del canje que envió a Zac Gallen a los Diamondbacks y finalizó con línea ofensiva de .220/.321/.441 y un OPS de .761, pero exhibió un tremendo poder al sacar 21 pelotas del parque e impulsar 54 en 112 encuentros.

“Jazz es un campo corto bien atlético que sorprende con su poder y velocidad. Monte un jardinero que puede jugar las tres posiciones, además de ser un buen bateador con fuerza y contacto. Ambos jugadores deberían estar en con el equipo grande a fin del próximo año o a principios del 2021’’, agregó Guzmán al sitio online de los Criollos.

Los Marlins regresarán a Puerto Rico para una serie de tres partidos frente a los Mets de Nueva York del 28 al 30 de abril del 2020.

  Comentarios