Béisbol

La huella cubana en Washington y el inesperado regreso a la Serie Mundial

Después de 86 años de ausencia, un equipo de la capital de la nación regresa a la Serie Mundial de Grandes Ligas.

Los Nacionales, que ningún experto ubicaba como favorito al inicio de la temporada, con un buen juego de conjunto, excelente pitcheo y bateo oportuno jugará la Serie Mundial frente al ganador de la Liga Americana que saldrá entre Astros de Houston y Yankees de Nueva York.

Los Nacionales ganaron una plaza de comodín reaccionando a un mal inicio de temporada, luego vencieron a los Cerveceros de Milwaukee (en el juego entre comodines) donde perdían 3-1 en el octavo episodio, después eliminaron a los Dodgers en el quinto juego de la Serie Divisional también viniendo de atrás 3-1 en la octava; y para cerrar barrieron en cuatro partidos a los Cardenales de San Luis, campeones de la División Central, anotándole 20 carreras y aceptando solo seis.

Con el nombre de Nacionales, es la primera vez que el equipo gana la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Antes de este 2019, tenían marca de cuatro derrotas en partidos de Serie Divisional.

Pero la capital de la nación ya había disfrutado de dos Series Mundiales de Grandes Ligas llevando otro nombre. La primera, que resultó en el único título fue en 1924 llamándose Senadores de Washington, cuando vencieron a los Gigantes de Nueva York.

La última Serie Mundial que había disputado Washington fue en 1933 cuando perdieron en cinco juegos ante los propios Gigantes de Nueva York.

En esta Serie Mundial, un cubano en las postrimerías de su carrera resultó ser uno de los héroes de los Gigantes. ¿Su nombre? Adolfo Luque.

Conocido como “Habana Perfecto’’, Luque había terminado con balance de 8-2 y 2.69 de efectividad en la temporada regular y actuó como relevista de los Gigantes colgando cuatro escones y un tercio con dos imparables permitidos y cinco ponches propinados.

El nacido en La Habana, ganador de 194 juegos y 3.24 de efectividad en Grandes Ligas, fue el primer pelotero latino en actuar en una Serie Mundial cuando en 1919 lo hizo con los Rojos de Cincinnati.

Cuba, tuvo una hermosa historia con los Senadores de Washington, franquicia donde el scout Joe Cambria firmó a decenas de peloteros cubanos para su ascenso a Grandes Ligas; entre ellos Camilo Pascual, Conrado Marrero, Pedro Ramos, Sandalio “Potrerillo’’ Consuegra, Roberto Ortiz, Julio “Jiquí’’ Moreno, Rogelio “Limonar’’ Martínez y algunos otros.

Los Havana Cubans se convirtieron en una franquicia de los Senadores de Washington ganando varios torneos en la Liga Internacional de la Florida. Al desaparecer Washington como equipo de Grandes Ligas, surgieron los Cuban Sugar Kings como franquicia de los Rojos de Cincinnati que ganaron el título de Triple A en 1959.

Cuando los Senadores terminaron marchándose de la capital del país y estuvo sin equipo durante más de tres décadas, aparecieron los Expos de Montreal que en 2005 salieron de esta ciudad y cambió el nombre por Nacionales.

Y estos Nacionales de Washington del 2019 dirigidos por el boricua Dave Martínez tendrán que enfrentar a un rival muy poderoso que saldrá entre el ganador entre Astros de Houston y Yankees de Nueva York.

Todos los expertos darán como favorito para ganar la Serie Mundial al equipo de la Americana, pero con un pitcheo abridor de nivel con figuras como Steven Strasburg, Max Scherzer, Patrick Corbin y Aníbal Sánchez, con buenos relevistas y bateadores de clase como Anthony Rendon, Juan Soto, Howar Kendrick y Ryan Zimmerman, nadie puede ponerlo como un seguro perdedor.

  Comentarios