Béisbol

Astros vs Nacionales: pitcheo asegurado en una Serie Mundial con muchas expectativas

Después de 86 años de ausencia, un equipo de la capital de la nación regresa a la Serie Mundial de Grandes Ligas. Con un buen juego de conjunto, excelente pitcheo y bateo oportuno, los Nacionales de Washington se medirán a los Astros de Houston, campeones de la Liga Americana al vencer en seis juegos a los Yankees de Nueva York.

Los Astros, que terminaron la temporada regular con el mejor récord de Grandes Ligas con 107 triunfos y 55 reveses, jugarán su segunda Serie Mundial en las últimas tres temporadas. En 2017, vencieron a los Yankees en la Serie de Campeonato y luego a los Dodgers en el Clásico de Octubre.

En 2018, fueron superados por los Medias Rojas de Boston, y en este 2019 repitieron ante los “Bombarderos del Bronx’’. Durante el calendario de 162 juegos, las estadísticas de Houston superan a las de Washington en casi todos los renglones en ofensiva, pitcheo y defensa.

En la postemporada primero derrotaron a los Rays de Tampa Bay y luego a los Yankees, pero con la excepción del venezolano José Altuve, bateadores de clase como Alex Bregman, Michael Brandley, Yuli Gurriel, George Springer, Carlos Correa y el novato Yordan Alvarez estuvieron por debajo del nivel que tienen.

En los seis desafíos ante Nueva York, los Astros tuvieron un bajo promedio de .179, con .281 de embasamiento y .318 de slugging. Tres de sus victorias fueron resueltas por bambinazos en momentos claves, incluyendo los de Altuve y el cubano Gurriel en el choque decisivo.

El pitcheo abridor se ha mantenido consistente con sus estelares Justin Verlander, Gerrit Cole y Zack Greinke. Poseen buenos relevistas y el cerrador es Roberto Osuna, líder en juegos salvados. La defensiva de los Astros es hermética, la mejor de ambos circuitos. Y si queremos ser justos, estamos obligados a decir que la victoria ante los Yankees no sólo fue producto del pitcheo y los jonrones oportunos, también por las jugadas sensacionales y doblematanzas que ejecutaron sus defensores que salvaron partidos.

Cuando miramos al equipo de los Nacionales vemos que terminaron la temporada regular con 93 triunfos y 69 derrotas para avanzar como uno de los dos equipos comodines. Después de vencer a los Cerveceros de Milwaukee, eliminaron a los favoritos Dodgers en cinco juegos de la Serie Divisional viniendo de atrás, para cerrar barriendo en cuatro a los Cardenales de San Luis, anotando 20 carreras y aceptando seis.

El pitcheo de Washington es excelente y en la postemporada terminaron primeros colectivamente en efectividad (.290), juegos salvados (5), ponches (103) y promedio frente a bateadores rivales (.186). Casi todos los expertos sitúan como favorito para ganar a Houston, pero con lanzadores del nivel de Steven Strasburg, Max Scherzer, Aníbal Sánchez, Patrick Corbin, Daniel Hudson, Tanner Rainey y Sean Doolile; con bateadores que producen como Anthony Rendon, Juan Soto, Howard Kendrick, Asdrúbal Cabrera y el peligroso Ryan Zimmerman, nadie puede poner a Washington como un seguro perdedor.

Los Astros tienen la ventaja de campo, que no es decisiva, pero sí es importante. En caso de que algunos de los bateadores de los Astros mejoren el rendimiento que tuvieron en la postemporada y sus serpentineros estelares sigan actuando con similar nivel, entonces deben derrotar a los Nacionales en cinco o seis juegos en una serie que debe resultar interesante. De lo contrario, cualquier cosa pudiera ocurrir ante un equipo inspirado como Washington que posee lanzadores estelares y varios bateadores que producen carreras.

MI FAVORITO: Astros de Houston.

  Comentarios