Béisbol

Despierta preocupación “ausencia’’ de estelar jugador en pelota cubana

El cubano José Miguel Fernández conecta un hit ante Holanda en el Clásico Mundial contra Holanda el 11 de marzo del 2013 en Tokio, Japón.
El cubano José Miguel Fernández conecta un hit ante Holanda en el Clásico Mundial contra Holanda el 11 de marzo del 2013 en Tokio, Japón. Getty Images

Cuando se le preguntó a Víctor Mesa sobre las ausencias de José Miguel Fernández y Lázaro Herrera en el choque del domingo contra Las Tunas, el mánager de Matanzas respondió con una frase seca: “por razones desconocidas’’.

Lo cierto es que varias fuentes apuntan a que el estelar segunda base y el receptor –y también primera base- del conjunto yumurino habrían escapado de Cuba por vía marítima el pasado fin de semana y se encontrarían en un lugar seguro con el objetivo de intentar el sueño de las Grandes Ligas.

“Hasta ahora no hay rastros de ellos y muchos creen, como en tantos otros casos, que estén intentando escapar o estén ya fuera de Cuba’’, afirmó una fuente muy cercana al béisbol cubano. “Fernández y Herrera son primos y eso hace todo aún más sospechoso’’.

Fernández, de 26 años, es el más conocido de los dos por haber representado a la Isla en varios eventos internacionales, especialmente el III Clásico Mundial de Béisbol del 2013 y la pasada Serie del Caribe celebrada en Venezuela como refuerzo del Villa Clara.

Desde que debutara en la Serie Nacional 2007-08, Fernández ha destacado por su buen fildeo y un bateo que se sostiene por encima de .300 y su nombre es muy conocido entre los evaluadores de talento.

Con más de 23 años y más de cinco torneos domésticos cubanos, el segunda base posee todas las condiciones para ser un agente libre sin restricciones.

“Fernández es el más codiciado de los dos’’, agregó la fuente y si otros como Alexander Guerrero o Erisbel Arruebarrena han logrado jugosos contratos, no hay nada que impida que Fernández también firme un buen pacto’’.

Herrera, por su parte, finalizó la pasada contienda con promedio de .272 en su fase inicial, pero en los playoffs conectó para .381.

Bajo la dirección de Mesa, uno de los grandes peloteros cubanos de las últimas décadas, Matanzas ha logrado dos subcampeonatos, pero ha caído en sus intentos de conquistar el título que otorga el pase a la Serie del Caribe.

Antes del choque de este lunes, el equipo se encontraba compartiendo la segunda plaza con los Cazadores de Artemisa con marca de 10-6, por detrás del líder del torneo, Ciego de Avila.

De confirmarse las fugas de Fernández y Herrera, el equipo sufriría un duro varapalo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios