Béisbol

Al Avila: un cubano al frente de los Tigres

Al Avila sonríe durante la conferencia de prensa donde fue anunciado como el nuevo gerente general de los Tigres de Detroit, en sustitución de Dave Dombrowski, el martes 4 de agosto del 2015.
Al Avila sonríe durante la conferencia de prensa donde fue anunciado como el nuevo gerente general de los Tigres de Detroit, en sustitución de Dave Dombrowski, el martes 4 de agosto del 2015. Getty Images

Con el cese de Dave Dombrowski al frente de las operaciones de béisbol, los Tigres de Detroit abrieron un nuevo capítulo al nombrar al cubano Al Avila como nuevo gerente general de la franquicia.

Nacido en La Habana hace 57 años en el seno de una familia donde se respiraba béisbol, Avila es el primer ejecutivo nacido en la isla que ocupa un cargo tan importante dentro de una franquicia de Grandes Ligas.

“Estoy muy feliz de esta oportunidad, honrado y agradecido al señor Ilitch [propietario de la organización] por tener fe en mí para guiar a este equipo en la búsqueda de una Serie Mundial’’, expresó Avila en una nota de prensa. “Creo que estoy muy capacitado para tener éxito en esta nueva capacidad’’.

Hijo del reconocido evaluador de talento y ejecutivo de los Dodgers, Ralph Avila, y padre del actual receptor de los Tigres, Alex Avila, Al es heredero del propio Dombrowski, con quien trabajó durante mucho tiempo con los Marlins.

Si a su padre se le acredita abrir el mercado de República Dominicana y firmar, entre otros, a Pedro Martínez; él fue responsable de elegir en el draft a Josh Beckett y firmar en Venezuela a Miguel Cabrera.

Junto a Dombrowski construyó -tuvo mucho que ver en la firma de Liván Hernández- el equipo que ganó la Serie Mundial de 1997 y con los Tigres alcanzó el Clásico de Octubre del 2006, donde cayeron a manos de los Gigantes de San Francisco.

A lo largo de 14 años Dombrowski intentó llevar a los Tigres a la gloria y, de hecho, los convirtió en contendores perennes en la Liga Americana, pero esos tremendos grupos de jugadores comandados por Cabrera, siempre se quedaron cortos en su misión de levantar el trofeo de campeones.

Bajo el liderazgo de Al Avila esperan alcanzar esa meta.

“Podemos hacer un impulso fuerte para ganar este año’’, agregó el nuevo gerente general. “Y creo que tenemos la fundación para ganar el próximo año y los venideros’’.

Graduado de Hialeah High School y de administración en los Deportes en la Universidad de St Thomas, los lazos de Al Avila con el sur de la Florida son evidentes, pero se hicieron más fuertes cuando los Marlins lo contrataron en 1992 como asistente del director para operaciones en América Latina.

“A Al siempre se le tuvo como un prodigio a la hora de identificar talento en América Latina, como su padre hizo con los Dodgers’’, recordó Juan Martínez, gerente de mercadeo hispano de los peces. “Era un trabajador incansable y poseía una gran mente para el béisbol’’.

Aunque varios cubanos han sido mánagers en las Mayores, como Fredi González en Atlanta, ninguno había escalado una posición tan importante.

Mike Hill, el actual presidente de operaciones de béisbol de los Marlins, es de raíces cubanas por parte de su madre; mientras que Rubén Amaro Jr, gerente general de los Filis, es nieto del pelotero cubano Santos Amaro.

Siga a Jorge Ebro en Twitter: @jorgeebro

  Comentarios